POLÍTICA
14/06/2013 14:55 CEST | Actualizado 14/06/2013 15:01 CEST

Mayor Oreja: "Decir que vivimos una crisis económica es una media verdad, vivimos una crisis de valores"

EFE

El eurodiputado del PP y presidente de la Fundación Valores y Sociedad, Jaime Mayor Oreja, ha defendido este viernes la iniciativa popular europea en defensa de la vida embrionaria llamada 'Uno de nosotros' y ha instado a los ciudadanos a que contribuyan con su firma para que ésta pueda ser tomada en consideración en Bruselas y se demuestre que "Europa no está resignada a la administración de la cultura de la muerte".

En este sentido, Mayor Oreja ha afirmado: "Decir que vivimos una crisis económica y financiera es verdad, pero es una media verdad, que suele ser la peor de las mentiras (...) vivimos una crisis de valores, por eso a veces nos equivocamos en la solución", ha considerado.

El Eurodiputado insiste así en el mismo mensaje que transmitió en noviembre, cuando avisó de que la crisis "no se detiene" en la prima de riesgo y de que "está en la persona" porque se extiende a "conciencias, a la actitudes colectivas y sobre todo, personales".

Mayor Oreja ha hecho sus declaraciones en la rueda de prensa de presentación de la iniciativa ciudadana celebrada en la Universidad Católica de Valencia (UCV), en la que también han intervenido el rector de la institución académica, José Alfredo Peris; la presidenta de la Asociación Valenciana para la Defensa de la Vida, María José Torres, y el director del Instituto de Ciencias de la Vida de la UCV, Justo Aznar.

Según ha explicado el europarlamentario, la iniciativa surgió de un grupo de ciudadanos de distintos países de la Unión Europea (UE) y ya ha recogido hasta ahora cerca de 600.000 firmas del millón requerido para llevar la propuesta a la Comisión Europea. Sí se ha cumplido ya el primero de los requisitos que impone el Tratado de Lisboa de recoger un mínimo de firmas en al menos siete Estados, conseguido en España, Italia, Polonia, Hungría, Austria, Eslovaquia y Holanda.

45.000 FIRMAS

En el caso de España, ha apuntado Mayor Oreja, se han reunido hasta la fecha en torno a 45.000 firmas a través de la web y de forma presencial. No obstante, a pesar de superar el mínimo de 40.000 necesario por país, ha subrayado la necesidad de conseguir llegar al millón de rúbricas antes de la fecha límite, el 1 de noviembre. "Es un reto de máximos", ha incidido.

"Sería bueno que, como los buenos estudiantes, aprobásemos en junio y no dejásemos para septiembre la asignatura para sacar una matrícula de honor", ha señalado, al tiempo que ha recordado que esta iniciativa no surge de ningún partido, pese a que él como eurodiputado trata de dar visibilidad al proyecto.

La iniciativa pide a Bruselas que realice los cambios legislativos necesarios para que el reconocimiento de la dignidad del embrión humano se extienda a todos los ámbitos en los que tiene competencia, entre ellos los de salud pública, educación, financiación de proyectos de investigación y de programas de cooperación al desarrollo.

Así, pretende obtener el compromiso de la UE de no consentir ni financiar acciones que presupongan o favorezcan la destrucción de embriones humanos, así como establecer los instrumentos adecuados de control sobre la utilización de los fondos concedidos para garantizar que no son empleados para "atentar contra la vida humana".

ESPACIO ECO