INTERNACIONAL
24/06/2013 17:24 CEST | Actualizado 24/08/2013 11:12 CEST

Berlusconi, condenado a siete años de cárcel e inhabilitación perpetua por el ‘caso Ruby'

AFP

El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi ha sido condenado a siete años de cárcel y a inhabilitación perpetua de cargo público por el denominado caso Ruby, en el que estaba acusado a sus 76 años de incitación a la prostitución de menores y abuso de poder.

La decisión, que puede ser (y será) recurrida y que se ha tomado tras 27 meses de proceso y 50 audiencias, supera los seis años de prisión que había solicitado la fiscal, Ilda Boccassini.

El caso juzgaba la supuesta incitación a la prostitución de menores que cometió Berlusconi al mantener relaciones sexuales de pago con la joven marroquí Karima El Marough, alias Ruby, cuando ésta no había cumplido aún 18 años, mientras que el abuso de poder llega por la llamada que realizó a una comisaría de Milán para exigir que liberaran a la chica tras ser detenida por un robo.

"FUERA DE LA REALIDAD"

"Es una sentencia fuera de la realidad y fuera de los procedimientos", se ha quejado Niccolò Ghedini, abogado de Berlusconi, quien ha asegurado que "se esperaba" el fallo.

Al conocerse la decisión de de las tres juezas del Tribunal de Milán, una decena de manifestantes han aplaudido y algunos han entonado el himno de Italia para celebrar la condena del ex primer ministro.

El viceprimer ministro y secretario político del partido de Il Cavaliere, Angelino Alfano, informó de que había telefoneado a Berlusconi para manifestarle su "más profunda amargura" e invitarle a "aguantar y seguir adelante en la defensa de los valores, de los ideales y del programa (político) que millones de italianos han visto encarnado en él".

La sentencia vuelve a agitar la delicada estabilidad política en Italia. No en vano, la formación de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), sostiene el débil Ejecutivo del Partido Democrático del actual primer ministro, Enrico Letta.

MÁS CAUSAS

Tras la sentencia de hoy, Berlusconi también tiene pendiente la resolución, se espera que en octubre, del Tribunal Supremo sobre su condena por fraude fiscal en el caso Mediaset a cuatro años de cárcel (que no tendría que cumplir porque se le quedarían en uno) y a cinco de inhabilitación en el ejercicio de cargos públicos que sí tendrá que cumplir.

Pero además, a finales de mes comenzará la audiencia preliminar del juicio por la supuesta compra en 2007 del senador Sergio De Gregorio para hacer caer al Gobierno de Romano Prodi.

También el ex primer ministro italiano tiene pendiente el juicio en apelación tras la condena a un año de cárcel por violación del secreto de sumario en la instrucción del caso Unipol, al publicar ilegalmente las escuchas telefónicas en el diario 'Il Giornale', propiedad de su hermano Paolo.