TENDENCIAS
25/06/2013 17:48 CEST | Actualizado 25/06/2013 22:15 CEST

Hacienda precinta por deudas el restaurante Gastro de Sergi Arola

Gtresonline

Mientras los últimos clientes saboreaban este mediodía la cocina del chef Sergi Arola, los funcionarios de Hacienda precintaban la nutrida bodega de Gastro, uno de los seis únicos restaurantes galardonados con dos estrellas Michelin en Madrid. Una deuda con Hacienda y la Seguridad Social de 300.000 euros está a punto de acabar con uno de los templos de la alta cocina española.

“Tendremos que cerrar esta noche, aunque estábamos completos: no podemos no servir vino en un restaurante como éste”, asegura Sergi Arola al ElHuffPost desde París, donde es director gastronómico del Hotel W París-Opera, y donde ha conocido la noticia. “Estoy mal, peor que nunca”, confiesa el chef. “Los bancos se llevan la fama de ser los malos de la película, pero en mi caso sí han negociado: es la Administración la que se niega".

Hace cinco años, Sergi Arola y su mujer y jefa de sala, Sara Fort, cumplieron un sueño: montar un restaurante propio en un coqueto local de una de las mejores zonas de Madrid. En apenas unos meses, consiguieron revalidar las dos estrellas Michelín que habían cosechado en La Broche, algo inédito. Pero el momento elegido resultó ser el peor, y el sueño se transformó en una pesadilla. Gastro empezó a servir sus primeras cenas al tiempo que la crisis se extendía por Europa. La hipoteca, los gastos de gestión y de personal pronto desbordaron los ingresos, hasta el punto de acumular una deuda con Hacienda y la Seguridad Social de 340.000 euros.

En los últimos meses, con una feroz dieta de adelgazamiento financiero, han conseguido reducir gastos, ponerse al corriente de pago con el fisco y reducir la deuda en 40.000 euros, alegan. Arola, Fort y su equipo –14 trabajadores en plantilla, que según afirman, han seguido cobrando hasta hoy- tenían esperanzas en que Hacienda aceptara su plan de viabilidad. Su propuesta consistía en ir pagando la deuda mensualmente sin avales –a los que no pueden recurrir-, una posibilidad poco habitual pero que está contemplada en el Reglamento de Recaudación cuando el embargo de un negocio afecta su viabilidad, según explican sus asesores fiscales.

UN "ESCARMIENTO"

“Creo que Hacienda está buscando un escarmiento, y van contra todo aquel que tenga un nombre”, sospecha Arola. “Me duele esta falta de flexibilidad, porque yo siempre he acudido cuando me han llamado para participar en encuentros, mesas, fórums y presentaciones para potenciar la Marca España y promocionar nuestra gastronomía, por supuesto sin cobrar un duro”. De hecho, buena parte de los clientes de Gastro son visitantes extranjeros en ruta gastronómica, o comidas de negocios de empresas multinacionales.

Premio Nacional de Gastronomía en 2002, Arola es uno de los cocineros más populares de España debido a sus colaboraciones en medios de comunicación y sus programas y anuncios televisivos. Gastro, con espacio para 38 comensales, se ubica en el barrio de Chamberí de Madrid.

Bloguero de El Huffington Post, Arola explicó el día de la última huelga general por qué no se sumaba a ella: "Si hoy soy capaz de facturar unos 1.850 euros (es lo que necesito para pagar a un empleado 'mileurista', el llamado coste-empresa) tal y como va el año, por muchos restaurantes que abra fuera de mi país, cada euro cuenta para pagar las nóminas en nuestro restaurante... por muy exclusivo y de lujo que sea".

La Agencia Tributaria, contactada por El HuffPost, ha declinado hacer declaraciones sobre el caso, ya que no comentan situaciones particulares.

Photo gallery Famosos con problemas con Hacienda See Gallery

EL HUFFPOST PARA CARDHU