NOTICIAS
26/06/2013 08:42 CEST | Actualizado 25/08/2013 11:12 CEST

El Tribunal Supremo de EEUU decide si el matrimonio es una "unión entre un hombre y una mujer"

AFP

El Tribunal Supremo de EE.UU se pronunciará este miércoles sobre la constitucionalidad de una enmienda que prohíbe las bodas entre homosexuales en California y sobre una ley federal que define el matrimonio como "la unión entre un hombre y una mujer".

El alto tribunal fijó este miércoles como su último día de trabajo del actual periodo de sesiones y debe emitir un fallo, muy esperado, sobre ambos casos.

Se prevé que detractores y defensores del matrimonio homosexual se congreguen hoy a las afueras del Supremo para esperar los dictámenes de ambos casos.

El primero tiene que ver con la constitucionalidad de la llamada Proposición 8, una enmienda a la constitución de California que se aprobó en un referéndum en 2008 y que prohíbe el matrimonio en ese estado.

El otro está relacionado con la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, en inglés), que define el matrimonio como la "unión entre un hombre y una mujer" e impide, por tanto, que los homosexuales casados en los estados donde eso es legal logren reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.

El Gobierno del presidente Barack Obama se ha implicado en ambos casos sobre los que debe fallar el Supremo, instando al tribunal a derogar la Proposición 8 y a declarar inconstitucional la DOMA.

En mayo del año pasado, Obama se convirtió en el primer presidente estadounidense en declarar en público su apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo.

CADA ESTADO, UNA LEY

Cada estado de EE.UU. tiene sus propias leyes: hay 12 en los que el matrimonio homosexual está legalizado (Delaware a partir del 1 de julio y Minnesota y Rhode Island desde el 1 de agosto).

Otros 8 estados permiten algún tipo de unión legal entre parejas homosexuales, reconociéndoles los mismos, varios o algunos derechos similares a los del matrimonio.

Otros 29 no permiten ningún tipo de unión homosexual y un caso aparte es el estado de Nuevo México, que no tiene legislación que prohíba o reconozca de forma explícita el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Aproximadamente un 18 % de la población de EE.UU vive en estados donde el matrimonio homosexual es legal.

ESPACIO ECO