NOTICIAS
14/07/2013 11:50 CEST | Actualizado 14/07/2013 11:50 CEST

Cospedal, antes de la publicación de los SMS de Bárcenas: "Estamos muy tranquilos"

EFE

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, asegura que tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el partido "en general" están "muy tranquilos" ante el caso Bárcenas y la próxima declaración judicial del extesorero, que tendrá lugar mañana.

En una entrevista a la Agencia Efe realizada el pasado jueves, antes de que El Mundo publicase los mensajes telefónicos que se cruzaron Rajoy y Bárcenas hasta el pasado mes de marzo, Cospedal rechaza aventurar nada sobre la declaración de mañana del extesorero del PP en la Audiencia Nacional.

"No voy a augurar acontecimientos porque no sé lo que va a pasar", dice, pero insiste en que es "un disparate" que se ponga en tela de juicio a Rajoy por lo que pueda decir Bárcenas, que está en la cárcel por un "dinero" que le pertenece "a él".

Hay entre los populares, dice su secretaria general, un "gran deseo" de que "esta historia que lleva abierta casi cinco años" -en alusión al caso Gürtel- termine "de una vez por todas", que se sepa "la verdad" y se diluciden las responsabilidades. Y que "las personas que tengan que asumir esas responsabilidades las asuman", añade.

Resta importancia, por otra parte, a las palabras de Esperanza Aguirre instando al partido a adelantarse a la justicia y depurar responsabilidades en los casos de corrupción que le afecten y considera que lo dicho por la presidenta del PP madrileño no difiera en "nada" de lo que ella misma defiende.

Y lo que defiende es, apunta, que el PP está "actuando para que se conozca la verdad" y "colaborando con la justicia" para demostrar a los ciudadanos que "no tiene ningún miedo sino más bien todo lo contrario", y quiere que se sepa "con limpieza y con transparencia, lo que pasa en el partido".

EL PAPEL Y LA VERDAD

"Eso no sólo lo ha dicho Esperanza Aguirre, lo hemos dicho muchos", añade Cospedal, para quien el PP ya se ha adelantado a la justicia en cuestiones como la de hacer públicas sus cuentas "antes de que lo pidiera el juez".

No quiere la secretaria general del PP hacer ninguna suposición sobre la evolución del caso una vez que mañana declare Bárcenas -que primero negó ante el juez una contabilidad B del partido y después dijo lo contrario en una entrevista en El Mundo, que también publicó un supuesto original de sus "papeles"-.

Advierte en cualquier caso que "una cosa es quién haya hecho el papel y otra es que el papel sea real y sea veraz". "Hay que distinguir mucho el hecho de que un papel cuente cosas con que ese papel sea verdad", añade.

El Partido Popular, insiste, "va a esperar con mucha tranquilidad", porque es una organización con "una historia muy importante" y cuya dedicación actual es "sacar a España de la crisis".

Y por eso, agrega, "lo que no se puede es tratar de enfangar a una cantidad de personas muy importante que está trabajando por España" y "se está dejando la piel" con ese fin, "y desde luego no por motivaciones económicas".