NOTICIAS
15/07/2013 22:28 CEST | Actualizado 15/07/2013 22:28 CEST

Bárcenas tira de la manta, asume 'los papeles' y pasa al ataque directo contra el Gobierno

GTRES

El 'día B' llegó y Luis Bárcenas ha decidido tirar de la manta apuntando directamente al Gobierno, que ha salido a rechazar todas las acusaciones en una calurosa jornada de verano en la que el Ejecutivo y el Partido Popular se han sentido abrasados por las revelaciones hechas por su extesorero.

Bárcenas ha pasado al ataque directo y lo ha hecho, ni más ni menos, en sede judicial. En su extensa declaración ante el juez Pablo Ruz, el que fuera guardián de la caja fuerte del Partido Popular ha admitido por primera vez oficialmente que es autor de 'los papeles' que recogen una supuesta contabilidad de la formación conservadora.

Y no se ha quedado ahí. Ha desvelado ante el magistrado encargado del caso Gürtel que entregó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, 90.000 euros 'en B' los años 2009 y 2010. Un dardo directo al corazón de La Moncloa y de Génova.

500.000 euros le llegaron a ofrecer desde el PP a Bárcenas, siempre según su declaración, por guardar silencio ante el escándalo de los sobres. El extesorero ha explicado que esta fue la cantidad que le propuso para que no abriera la boca un abogado próximo a la 'número dos' del Partido Popular.

Ha habido tiempo para todo en su declaración. El extesorero ha puesto nombre también al empresario que quiso donar 300.000 euros antes de las elecciones de 2011: Juan Miguel Villar Mir. Asimismo, ha aportado un 'recibí' de una supuesta comisión de 200.000 euros por parte del PP de Castilla-La Mancha por una adjudicación de un contrato del ayuntamiento de Toledo para financiar la campaña de Cospedal.

Este giro en su defensa llega también de la mano de su nuevo abogado, Javier Gómez de Liaño. Bárcenas afronta este nuevo capítulo judicial tras la renuncia de sus anteriores letrados, que decidieron abandonarle por "discrepancias profesionales". Un nuevo Bárcenas ante el juez, junto a una nueva defensa. El cóctel promete.

RAJOY ROMPE SU SILENCIO

Ni una palabra había pronunciado hasta este lunes el presidente del Gobierno sobre las últimas informaciones aparecidas en el diario El Mundo sobre Bárcenas, que confesaba la contabilidad B de PP y apuntaban a que cobró dinero en negro.

El silencio se ha roto de una manera casi obligada en la rueda de prensa que ha ofrecido tras la cumbre hispano-polaca.

La respuesta del presidente estaba más que preparada (ha mirado sus apuntes 70 veces durante su primera intervención que ha durado algo más de cuatro minutos) y amañada. Rajoy ha respondido a un periodista de ABC ante el estupor del resto de informadores, que habían pactado previamente que formularían las dos cuestiones autorizadas para la prensa española los compañeros de El Mundo y Efe.

Su explicación ha sido... no dar explicaciones. Rajoy se ha remitido a las que ofreció el pasado mes de febrero después de la publicación de los 'papeles', momento en el que dijo que todo era falso. Lo que sí ha dado por hecho ha sido la veracidad de los sms publicados entre él y el extesorero, en los que le decía, entre otras cosas, que fuera "fuerte".

Lejos de reconocer que seguía manteniendo contacto con Bárcenas meses después de que estallara el escándalo y el PP cortara de cara al público relaciones con él, el jefe del Ejecutivo ha lanzado el mensaje de que estos mensajes demuestran que el "Estado de Derecho no se somete a chantaje".

Para Rajoy, no tiene sentido que un presidente del Gobierno tenga que salir "cada día" al paso de informaciones "intencionadas" y rumores.

Eso sí, nada de dimitir. El presidente ha afirmado que va a cumplir su mandato y ha sacado a relucir la "estabilidad política" de su Gobierno, uno de los grandes argumentos que siempre esgrime tanto en España como en la esfera internacional.

AJETREO EN GÉNOVA

A pesar de que los populares llevan días negando que estén preocupados por lo que pueda decir Bárcenas, hasta en dos ocasiones han convocado a los periodistas en la calle Génova. A primera hora, han decidido que fuera el vicesecretario Carlos Floriano quien diera su versión -antes de que Rajoy hablara en Moncloa-. A su juicio, es Bárcenas quien tiene que dar "explicaciones" sobre el "origen de su fortuna".

Como en la mayoría de los temas, ha cargado contra los socialistas y su "estrategia política guiada por un delincuente".

Ante el continuo cante de Bárcenas en la Audiencia Nacional durante unas cuatro horas, Cospedal ha decidido al final de la tarde aparecer públicamente para negar las "mentiras y calumnias" de Bárcenas. La secretaria general, la dirigente del PP con la que mantiene el pulso más fuerte Bárcenas, ha salido ante las cámaras para desmentir "tajantemente todas las acusaciones contra el presidente" y contra ella.

EL FRENTE DE LA OPOSICIÓN

Las llamadas de la oposición a que Rajoy dimita tienen difíciles (o casi imposibles) perspectivas de futuro. El presidente goza de una amplia mayoría en el Parlamento -la mayor de un Gobierno del PP- y es conocida su 'piel de rinoceronte'. No obstante, el PSOE ha salido de nuevo a exigir la dimisión del jefe del Gobierno para acabar con el "drama" que está viviendo España.

El líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha emprendido negociaciones con el resto de fuerzas parlamentarias para buscar iniciativas que presionen al presidente del Gobierno ante su delicada situación. Los socialistas creen que no puede seguir al frente de La Moncloa un político "chantajeado" por el que fuera su tesorero. Todavía no han concretado las medidas que llevarán adelante.

Luis Bárcenas ha tirado de la manta. En Moncloa y Génova esperan largas noches de insomnio estival. Comienza la 'segunda temporada'.