POLÍTICA
21/07/2013 21:28 CEST | Actualizado 21/07/2013 21:30 CEST

Rajoy volverá a enfrentarse a las preguntas de los periodistas este lunes por la visita del primer ministro rumano

AFP

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tendrá que volver a enfrentarse este lunes a las preguntas de los periodistas después de que el pasado lunes esquivase las cuestiones más incómodas sobre el 'caso Bárcenas' gracias a una pregunta pactada y a un discurso preparado que leyó de principio a fin.

Ahora, Rajoy vuelve a ver a los periodistas por el mismo motivo que hace una semana: la visita de un mandatario extranjero. Hace siete días fue el primer ministro polaco y esta vez será el rumano, Victor Ponta. Él y Rajoy ofrecerán una rueda de prensa conjunta en el Palacio de la Moncloa y tras su intervención solo dos periodistas podrán preguntar al presidente español.

Según asegura Europa Press, en esta intervención Rajoy podría despejar la incógnita de si finalmente comparecerá o no en el Parlamento para informar de su implicación en el 'caso Bárcenas', como reclama la oposición, y evitar así la moción de censura.

Hace una semana, y al hilo de la publicación de mensajes de texto telefónicos entre él y el extesorero del PP Luis Bárcenas hasta hace pocos meses -uno de ellos incluso cuando ya se sabía la gran fortuna que el extesorero tenía en Suiza-, el jefe del Ejecutivo se limitó a afirmar en una respuesta preparada y leída que los SMS ratifican que "el Estado de Derecho no se somete a chantaje". Además, aseguró que cumplirá con el mandato que le han dado los españoles en las urnas.

Ese mismo día, el extesorero del PP admitía en su declaración ante el juez Pablo Ruz la autoría de los papeles que reflejan una presunta contabilidad B del PP, al tiempo que aportaba al magistrado numerosa documentación, incluido un pendrive, para acreditar el cobro de presuntos sobresueldos por parte de la cúpula del partido durante años.

EL ANUNCIO DE UNA POSIBLE MOCIÓN DE CENSURA

Ante el goteo constante de informaciones sobre el 'caso Bárcenas' en los últimos días, la oposición ha aumentado la presión sobre el Gobierno para que ofrezca explicaciones. De hecho, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha avanzado que si Rajoy no comparece en un Pleno monográfico en el Congreso planteará una moción de censura.

Públicamente, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría aseguró el viernes que la decisión sobre si Rajoy va al Congreso se tomará el 24 de julio, día en que en que la Diputación Permanente del Congreso debatirá y votará las peticiones de comparecencia que ha solicitado la oposición.

Fuentes gubernamentales reconocen en privado que el Gobierno está buscando fórmulas y explorando la posibilidad de que el jefe del Ejecutivo pueda dar algún tipo de explicación en sede parlamentaria, pero señalan que aún no hay una decisión tomada y que se sabrá la próxima semana. En última instancia, es Rajoy en realidad el que decide si quiere comparecer o no ante el Parlamento para hablar sobre corrupción.

Numerosos dirigentes del PP consultados por Europa Press dan por hecho que Mariano Rajoy, acudirá al Parlamento para evitar el "daño mayor" de la moción de censura. En las filas del partido consideran que es la "mejor salida", en un momento en el que las bases del partido necesitan además un mensaje de "tranquilidad" ante el alud de informaciones sobre el 'caso Bárcenas' que está monopolizando la vida política española.

Entretanto, el juez sigue con la instrucción sigue la investigación. Ruz solicitó el viernes a los peritos de la Agencia Tributaria designados a su juzgado que concreten, mediante informe, si hubo delito fiscal del PP desde 2007. También pidió a la Intervención General del Estado un informe sobre si hay vinculación entre las donaciones y las contrataciones públicas.

CRÍTICAS DE LA PRNESA EXTRANJERA

La comparencia de Rajoy de este lunes se producirá después de un fin de semana en el que algunos medios internacionales han criticado al jefe del Ejecutivo por sus escasas explicaciones. "La negativa de Rajoy a asumir responsabilidades por los sucios secretos de su partido no contribuyen en nada a recuperar la confianza de sus votantes", dijo The Economist.

"Rajoy es el hombre que más explicaciones tiene que dar", aseguraba el británico The Guardian.

EL HUFFPOST PARA ALIEXPRESS