POLÍTICA
22/07/2013 14:32 CEST | Actualizado 21/09/2013 11:12 CEST

Bárcenas tiene hasta medianoche para pagar 43 millones de fianza o le embargarán sus bienes

GTRES

A Luis Bárcenas se le acaba el plazo. El juez Pablo Ruz, instructor del caso Gürtel, embargará al extesorero del PP sus bienes si no paga este lunes, antes de la medianoche, la fianza civil que le impuso hace diez días de 43.250.000 euros.

La fianza, recurrida sin éxito por la defensa de Bárcenas, está destinada a cubrir eventuales responsabilidades civiles de ser condenado por esta causa. De no abonarla, el magistrado abrirá un nuevo plazo para que entregue una lista de sus bienes susceptibles de ser embargados.

En un proceso como éste lo primero que se procura para atender la fianza civil es conseguir dinero en efectivo de los imputados, y en una segunda fase se recurre al embargo de sus bienes.

Esta fianza, cuya cuantía casi duplica los 28,1 millones de euros que pedía la Fiscalía al aumentar Hacienda la cantidad defraudada, responde a las responsabilidades pecuniarias a las que tendría que hacer frente el extesorero si finalmente es condenado y es independiente de la situación procesal de Bárcenas, que permanece en prisión incondicional desde el 27 de junio.

Al extesorero se le imputan delitos fiscales, de blanqueo de capitales, cohecho, falsedad documental y estafa procesal en grado de tentativa. Ruz ha cuantificado que las responsabilidades pecuniarias por todos esos conceptos ascienden a 32.405.119 euros, a los que añade el tercio legal para el cálculo de la fianza civil.

El cálculo se ha hecho teniendo en cuenta los últimos informes aportados por la Agencia Tributaria al juez y que llegaron días después de que la Fiscalía Anticorrupción reclamara una fianza de 28,1 millones el pasado 27 de junio, el mismo día que Bárcenas ingresó en prisión.

Hacienda aumentó en esos informes el dinero supuestamente defraudado por Bárcenas tanto en su declaración de IRPF como de Patrimonio en 2002, 2003, 2006 y 2007, tras el hallazgo de una nueva cuenta en Suiza en la entidad Lombard Odier, en la que llegó a acumular 26 millones de euros -lo que elevó su fortuna a 48,2 millones-, y a ello se añaden los intereses de demora.