POLÍTICA
24/07/2013 18:59 CEST | Actualizado 24/07/2013 19:27 CEST

La despedida de Griñán: se va "ligero de equipaje" y deja un partido "reforzado"

EFE

Un emocionado José Antonio Griñán ha dicho adiós a sus compañeros socialistas andaluces este miércoles. El jefe del Ejecutivo andaluz ha traslado en persona, ante el Comité Director -máximo órgano entre congresos-, su intención de abandonar la Junta de Andalucía.

Ante sus compañeros ha puesto la fecha definitiva: el 27 de agosto. Una vez se celebre ese día el Consejo de Gobierno dará paso a Susana Díaz, que será la primer mujer que ocupe el puesto más alto de la Administración andaluza.

Entre aplausos y con el rostro visiblemente afectado de algunos de sus más íntimos colaboradores, el presidente andaluz ha confirmado que abandona el cargo por "razones biológicas, personales y familiares" así como "políticas". Esto ha hecho que decida hacer un hueco y dar un paso atrás.

DEJA UN PARTIDO "MÁS REFORZADO Y UNIDO"

Ahora es tiempo de "nuevos pilotos", ha considerado Griñán, quien ha pedido todo el apoyo para su 'mano derecha', Susana Díaz, que encabezará el socialismo andaluz junto al vicesecretario general, Mario Jiménez.

Griñán ha recalcado que se va "ligero de equipaje" de la Presidencia de la Junta y ha reivindicado la "necesidad" de concluir en verano todo el proceso de renovación para que en otoño haya un Gobierno con un "nuevo empuje". "Llegado el momento me iré ligero de equipaje, como llegué al cargo, pero me iré, sin embargo, colgado de un patrimonio inagotable, el afecto de los míos", ha dicho con la voz trémula. Los allí presentes, entre ellos la 'número dos' del PSOE, Elena Valenciano, han cortado el discurso dando palmas ante estas palabras.

Acto seguido, ha dicho que se irá con "la fuerza" de sus compañeros, que siempre ha alimentado su "voluntad".

Desde el inicio de las primarias, ha continuado Griñán, se ha puesto de manifiesto la "enorme fortaleza" del PSOE andaluz. "Nuestro partido ha salido reforzado y más unido porque, aún en la crítica y en la discrepancia, ha hecho piña y se ha unido", ha apostillado.

"En septiembre tendremos a disposición del partido toda la fuerza del partido, toda la potencia de nuestro pacto de coalición y un Gobierno renovado que contará con una nueva dirección", ha remarcado.

Griñán ha sentenciado que "nunca" ha anhelado "el poder por el poder", pero ha querido dejar claro que no ha habido "honor más alto" que representar a la tierra que "más" ama. "Esta Andalucía que me da la vida", ha dicho ante el Comité Director.

UNAS PRIMARIAS "MUY ELOCUENTES"

Griñán ha puesto en valor el proceso de primarias, "muy elocuentes", abierto por el PSOE-A, en el que solo Susana Díaz consiguió los avales necesarios. Ha lanzado el mensaje de que comunicaba este miércoles la decisión al ser el día en el que el Comité Director ratifica la candidatura de Díaz.

"Os dije que nada, ni nadie, iba a condicionar nuestra agenda. Es posible, eso sí, que hayamos cambiado nosotros el guión de otros", ha agregado el presidente andaluz, que ha puesto especial énfasis en que se ha hecho desde el principio "irrenunciable" del socialismo de la autonomía del partido.

PIDE EL "MISMO RESPALDO" PARA SUSANA DÍAZ

Ante la cúpula del PSOE andaluz, Griñán ha pedido el "mismo respaldo" para Susana Díaz "para ser la próxima presidenta de la Junta". "Ella, Susana, y Mario Jiménez, han sido el alma del gran pacto de la izquierda que venimos desarrollando en Andalucía", ha manifestado.

"Habrá renovación en un marco de continuidad para que Andalucía siga contando con un Gobierno de izquierdas", ha rematado.

En la parte final de su intervención ha querido hacer un homenaje a las "mujeres y a los jóvenes", como puntales del socialismo. Se ha despedido mostrando su felicidad por la "capacidad" del socialismo andaluz de renovarse sabiendo conservar su fidelidad a su "causa general, fundamental, a sus raíces".

"Me siento orgulloso de estar entre vosotros y con vosotros. A todas y todos, muchas gracias", ha concluido Griñán, quien ha saludado a sus compañeros con el puño en alto y ante los emocionados rostros de dos de las personas de su círculo más íntimo, Carmen Martínez Aguayo y Antonio Ávila.

ESPACIO ECO