POLÍTICA
24/07/2013 11:36 CEST | Actualizado 23/09/2013 11:12 CEST

Griñán comunica oficialmente su marcha y anuncia que Susana Díaz agotará la legislatura

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha anunciado su retirada que ya había sido adelantada por algunos medios como El Huffington Post.

Griñán ha asegurado en una comparecencia ante los medios que se irá "a finales de agosto" —ya por la tarde se ha concretado que será el día 28— y que los "motivos de esta decisión son varios y de diversa naturaleza", aunque ha subrayado que "los de carácter personal y familiar" son los más determinantes.

El presidente de la Junta se ha reafirmado en la intención del PSOE-A de agotar la legislatura, adelantando que su sucesora, Susana Díaz, la única que consiguió los avales suficientes en su candidatura a las primarias, no convocará elecciones anticipadas.

"Es la mejor decisión para agotar la legislatura y garantizar la estabilidad política en Andalucía", ha remarcado.

Para Griñán, que mantendrá su cargo de presidente federal del PSOE y de secretario de los socialistas andaluces, el proceso de primarias legitima plenamente a Díaz para relevarle. "Quien ha ganado las primarias está capacitada institucional y políticamente para ser la presidenta de Andalucía", ha declarado.

Preguntado por la "falta de experiencia de Susana", Griñán ha defendido a su consejera de Presidencia, comparando esta situación con la llegada de González al poder andaluz: "A Felipe González no le preguntaron eso. Claro, era hombre".

Así, ha remarcado la necesidad de renovación en un partido desgastado por el caso de los ERE fraudulentos. "Andalucía necesita remover todo lo necesario", ha señalado, añadiendo que "solo nuevos pilotos podrán llevar a nuevos horizontes".

"NO HAY RAZONES JURÍDICAS PARA IMPUTARME"

Y es que el proceso de relevo interno en el socialismo andaluz ha coincidido en el tiempo con el "paso cualitativo" dado por la juez Mercedes Alaya, que ha imputado a la exministra de Fomento Magdalena Álvarez -antecesora de Griñán en la Consejería de Hacienda- y a más de una veintena de ex altos cargos del Gobierno autonómico.

Los socialistas han criticado abiertamente los autos de Alaya y han puesto el énfasis en que se han sucedido a la misma vez que su proceso de primarias.

Griñán ha negado que su decisión esté ligada a este caso alegando que "no hay razones jurídicas" para su imputación, pero ha reconocido que "hay muchas mentiras" en torno a este tema que le han afectado personalmente.

El presidente de la Junta anunció hace un mes en el Parlamento andaluz, durante el debate sobre el estado de la comunidad, que no se presentaría a la reelección como candidato. En un principio subrayó que agotaría su legislatura, aunque finalmente será Susana Díaz la que tome el relevo hasta los próximos comicios, previstos para 2016.