POLÍTICA
25/07/2013 20:34 CEST | Actualizado 25/07/2013 20:44 CEST

Un minuto de silencio en Santiago que nadie se atrevía a romper (FOTOS)

DANIEL BASTEIRO

Unas 400 personas se han concentrado en la plaza del Obradoiro, en Santiago de Compostela, para guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas del accidente de tren que ya se ha cobrado la vida de al menos 80 personas.

La convocatoria, que ha surgido de forma espontánea a través de las redes sociales, ha comenzado a las 20:00 de manera tímida, pero poco a poco se ha ido sumando más gente, la mayoría compostelanos.

El minuto de homenaje se ha convertido en cuatro. Nadie se atrevía a romper el silencio en la plaza ante la ausencia de una autoridad que marcara el ritmo de este acto improvisado. Al final, un aplauso, al que rápidamente se unieron todos.

Entre los asistentes al homenaje, Dunia, que llegó a Santiago procedente de Fuerteventura haciendo el camino desde Ourense.

"Queríamos llegar ayer a Santiago para ver los fuegos y a las 9 nos enteramos de lo ocurrido. Hoy no podíamos no estar aquí. Me han enviado un mensaje desde Canarias para que guardáramos el minuto de silencio", explica.

Cerca se encuentran cinco adolescentes junto a una bandera de Galicia con un crespón negro. Cenaban en un restaurante de lujo al lado de la catedral cuando se produjo el accidente. Entre los asistentes a la cena estaba el alcalde de Santiago, Ángel Currás, que "salió pitando nada más enterarse de lo sucedido". Los jóvenes corrieron después a donar sangre.

María cuenta que estuvo "esperando tres horas para poder donar". Sus compañeros narran, como las fiestas a las que esperaban acudir en el día grande de Santiago han sido canceladas y que lo mínimo que podían hacer ahora es "estar aquí".

RESPONSABLEMENTE