POLÍTICA
31/07/2013 11:50 CEST | Actualizado 31/07/2013 11:50 CEST

7 claves para entender el Consejo de Política Fiscal y Financiera

EFE

El Ministerio de Hacienda y las comunidades autónomas tienen una cita crucial este miércoles en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), en el que se decidirá el límite de déficit para cada región. De esta manera se pondrá previsiblemente final a largos meses de batallas tanto entre administraciones como en el seno del PP -partido que acapara la mayor cuota de poder territorial-. Te explicamos en qué consiste y qué está en juego en esta cita:

1- ¿QUÉ ES EL CPFF?

El Consejo de Política Fiscal y Financiera es el máximo órgano de coordinación financiera entre el Gobierno central y las autonomías. Está presidido por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y acuden todos los consejeros autonómicos responsables de las arcas públicas.

En este órgano se tratan asuntos como el déficit autonómico, los niveles de deuda de las comunidades o los planes de saneamiento financiero de las regiones.

2- ¿QUÉ DEBATE HOY?

El principal punto del orden del día es el techo de déficit autonómico. En una expresión sencilla, el máximo que pueden gastar por encima de los ingresos que tienen. Este parámetro se mide en relación al PIB regional. En conjunto, las autonomías deberán tener un déficit del 1,3 %.

3- ¿QUÉ ES EL DÉFICIT A LA CARTA?

La principal polémica radica en que está previsto fijar una cifra diferenciada para cada autonomía. En los últimos años se establecía el total para la administración autonómica y las comunidades tenían como tope el mismo que para el conjunto. En esta ocasión, está previsto que, al modo de la UE, se establezca una cifra en función de las perspectivas de cada una de ellas.

4- ¿POR QUÉ ES POLÉMICO?

Las comunidades se han dividido en dos bloques respecto al déficit a la carta (o asimétrico). Las comunidades del arco mediterráneo, con Cataluña y la Comunidad Valenciana a la cabeza, son los más firmes defensores del techo individualizado al tener unas cuentas más desbocadas y difíciles de ajustar. Baleares y Andalucía se enmarcan dentro de este grupo.

En otro extremo se encuentran las autonomías más ortodoxas, lideradas por Madrid y Extremadura. Este bando considera injusto fijar niveles diferentes al entender que se va a premiar a las comunidades incumplidoras y que no lograron su objetivo el año pasado.

5- ¿QUÉ DATOS HAY QUE CONOCER?

El principal dato a conocer es el 1,3% marcado para las comunidades en su conjunto. Inicialmente, las autonomías debían cumplir este año un 0,7%, según las primeras previsiones del Gobierno. Posteriormente, se abrió la mano hasta el 1,2% al flexibilizar Bruselas el objetivo general para España. El Ejecutivo, ante las presiones de las autonomías, ha añadido una décima más en el objetivo hasta el 1,3% final.

6- ¿CÓMO ACABARON EL PASADO AÑO?

Las comunidades cerraron el ejercicio de 2012 con un déficit del 1,73%, lo que supuso una desviación de 0,23 puntos del objetivo previsto, que era del 1,5%.

No consiguieron lograr la meta el pasado año la Comunidad Valenciana (3,45%), Murcia (3,02%), Andalucía (2,02%), Cataluña (1,96%), Baleares (1,83%) y Castilla-La Mancha (1,53%).

En cambio, las comunidades más cumplidoras fueron Extremadura (0,69%), La Rioja (1,04%), Asturias (1,04%) y Madrid (1,07%).

La ley de estabilidad presupuestaria establece que las comunidades que incumplan deben elaborar planes económico y financieros. En los casos más extremos, se podría llegar a la intervención de las finanzas autonómicas -punto que no se ha dado hasta la fecha-. Durante este año, las autonomías ha aplicado estos planes, con la supervisión de Hacienda.

7- ¿QUÉ HAY EN JUEGO POLÍTICAMENTE?

A pesar del caso Bárcenas y polémicas como las de la reforma educativa, el déficit autonómico ha sido el gran quebradero de cabeza interno del Partido Popular durante su etapa al frente de La Moncloa.

Es el único punto en el que las tensiones dentro de la calle Génova se han trasladado públicamente y ante los medios de comunicación. Algunos de los barones de Mariano Rajoy se han sentido menospreciados ante el intento del Gobierno de calmar las aguas en el problema catalán.

Además, cada punto de déficit supone recortes de millones de euros en los presupuestos autonómicos. Las comunidades dedican la mayoría de ellos a Sanidad y Educación -competencias que tienen transferidas-. Esto conlleva hacer ajustes de calado social, los más impopulares. Y no se puede olvidar que los líderes regionales ya tienen en mente que les quedan menos de dos años para las próximas elecciones autonómicas y municipales (previsiblemente en mayo de 2015).

ESPACIO ECO