INTERNACIONAL
13/08/2013 16:23 CEST | Actualizado 13/08/2013 16:37 CEST

Cinco de los 14 pasajeros del taxi del primer ministro noruego eran figurantes

EFE

Subir a un taxi y que el conductor sea Jens Stoltenberg, el primer ministro noruego, es un buen motivo para soprenderse.

Y así parecía que se sentían en el vídeo promocional del Partido Laborista los 14 pasajeros que montaban en el taxi conducido por el jefe de Gobierno. Pero la jefa de comunicación del partido, Pia Guldbrandsen, ha reconocido de que cinco de ellos fueron contratados por una agencia de publicidad.

Los figurantes no conocían, sin embargo, que el conductor del taxi sería el primer ministro. Recibieron una cantidad simbólica de 500 coronas noruegas (64 euros) para asegurar así un número mínimo de participantes en la farsa promocional.

"Significa que se les preguntó en la calle si querían aparecer en un vídeo del Partido Laborista y que los irían a buscar en un taxi. Ninguno de los pasajeros tenía idea de que sería el primer ministro el que los recogiera", explicó al diario VG Gulbrandsen.

El Partido Laborista noruego ya había comunicado que algunos de los pasajeros habían sido escogidos por la agencia publicitaria encargada de realizar la promoción, aunque no que habían recibido dinero a cambio de su participación.

En el vídeo promocional, que se hizo viral a las pocas horas de su aparición en Youtube, Stoltenberg se viste de chófer y hace de taxista por las calles de Oslo, charlando con los pasajeros de política.

"Es importante para mí oír qué opina la gente en realidad. Y si hay un lugar donde la gente realmente dice lo que piensa por encima de todo es en un taxi", ha resaltado el primer ministro noruego.

ESPACIO ECO