POLÍTICA
19/08/2013 19:05 CEST | Actualizado 19/08/2013 19:05 CEST

España estudia aplicar un 'peaje' en el Peñón y Gibraltar asegura que recuerda a los tiempos de Franco

EFE

El Gobierno está analizando la posibilidad de aplicar una tasa por cruzar la frontera con Gibraltar, pero que, según asegura el Ejecutivo, sería similar a un peaje, según han afirmado este lunes a Efe fuentes del Ministerio de Exteriores.

Esas mismas fuentes aseguran que no están considerando aplicar un canon en la frontera con Gibraltar. El Ejecutivo responde así a la advertencia de la Comisión Europea, que aseguró que cualquier tasa impuesta en la frontera sería a priori ilegal bajo la legislación comunitaria, según informó el portavoz comunitario Olivier Bailly. Bailly avisó de que "cualquier impuesto o peaje cobrado en la frontera basado en el cruce (de dicho paso) sería ilegal".

Lo que el Ejecutivo llama "tasa por congestión" consistiría en un sistema de peaje impuesto a los usuarios de una red particular de transporte en áreas de demanda máxima por congestión de tráfico. El Gobierno subraya que este sistema ya se puso en marcha en los accesos a Londres en 2003 y actualmente está vigente en algunas capitales europeas.

El departamento de José Manuel García-Margallo "analiza, desde la legalidad, la compatibilidad de esta tasa por congestión en la Línea de la Concepción con la normativa comunitaria", han precisado las mismas fuentes. En este sentido, Exteriores subraya que no está considerando imponer una tasa de 50 euros en la frontera con Gibraltar.

PICARDO: RECUERDA A "LOS TIEMPOS DE FRANCO"

El Ministro Principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ha explicado en una entrevista en el diario alemán Süddeutsche Zeitung las consecuencias que, a su juicio, tendría la creación de una tasa en la frontera. "Impactaría de igual manera a los españoles que trabajan aquí. Son alrededor de 10.000. En Gibraltar gozamos de una situación de casi pleno empleo; en Andalucía, sin embargo, la tasa de desempleo es muy alta. La región sufriría bajo una obstrucción de la libre circulación, como fue el caso en los tiempos del dictador Franco".

En este sentido, Picardo ha recordado que Franco cerró Gibraltar "a cal y canto en 1969": "El primer paso fue la prohibición, de la noche a la mañana, de exportar bombonas de oxígeno [a Gibraltar]. Como resultado, éstas escaseaban en los hospitales para la respiración artificial y murieron pacientes. El cierre de la frontera desmembró a las familias, de la misma manera que el Muro de Berlín".

FRAGATA BRITÁNICA EN GIBRALTAR

Mientras tanto, este lunes el buque de guerra británico HMS Westminster ha atracado en la base naval de Gibraltar, donde va a permanecer en una escala técnica incluida en el marco de las maniobras militares que va a desarrollar en el Mediterráneo.

En la frontera del Peñón se han registrado largas filas a causa de los controles impuestos por España, después del vertido de 70 bloques de hormigón en las aguas que rodean la colonia británica por parte de las autoridades gibraltareñas.

Rajoy y Bruselas han acordado enviar "lo antes posible" una misión a Gibraltar para "examinar 'in situ' las cuestiones relacionadas con el control y el movimiento de personas y bienes en la frontera".

EL HUFFPOST PARA ALIEXPRESS