INTERNACIONAL
24/08/2013 18:26 CEST | Actualizado 24/08/2013 18:44 CEST

Médicos Sin Fronteras informa de 355 muertos en Siria por agentes neurotóxicos

AFP

La ONG Médicos sin Fronteras ha informado este sábado de que tres hospitales con los que colabora en Siria recibieron, tres horas después del supuesto ataque químico del miércoles en los alrededores de Damasco, a más de 3.600 personas con síntomas asociados a un agente neurotóxico, de las cuales 355 acabaron perdiendo la vida, según hizo saber la organización en un comunicado.

El equipo de médicos de estos hospitales ha informado a MSF de que, poco después del momento del supuesto ataque, comenzaron a recibir "a un gran número de pacientes con exceso de saliva, problemas respiratorios, visión borrosa, pupilas contraídas y convulsiones", según el director de operaciones de Médicos sin Fronteras, el doctor Bart Janssens.

La ONG recalca que es incapaz de "confirmar la causa de estos síntomas ni establecer quién es el responsable del ataque", pero asegura que el cuadro médico que presentan los pacientes, sumado al patrón epidemiológico de los eventos, y la contaminación que sufrieron los doctores que atendían a los pacientes "demuestran de manera contundente que fueron expuestos a un agente neurotóxico".

Los pacientes tuvieron que ser atendidos con atropina, una droga empleada precisamente para contrarrestar estos efectos. MSF, proveedora de este material, "intenta ahora reabastecer a estos hospitales con más de 7.000 ampollas adicionales de atropina, y aportar material adicional y consejos para atender a los pacientes".

MSF informó además de que a partir de ahora integrará la atención a pacientes afectados por armas biológicas en el marco de su estrategia general para Siria, y recuerda que el uso de armas químicas constituyen una violación del derecho humanitario internacional.

La organización, finalmente, espera que el equipo de investigación de Naciones Unidas sobre el uso de armas químicas en Siria reciba acceso inmediato al lugar del supuesto ataque para determinar lo sucedido. "El último ataque y la masiva atención que han requerido sus víctimas se suman a una situación humanitaria ya de por sí catastrófica", lamentó el director general de Médicos sin Fronteras, Christopher Stokes.

SIRIA ACUSA

Mientras, el régimen sirio aseguró este sábado que muchos de sus soldados "vieron elementos químicos y sufrieron asfixia" cuando entraban en refugios de los rebeldes en Yobar, en la periferia de Damasco, dijo una fuente oficial a la televisión estatal.

"Los héroes de las Fuerzas Armadas están entrando en los túneles de los terroristas en Yobar y han visto elementos químicos. Muchos soldados han sufrido asfixia", señaló la fuente, que no fue identificada.

Activistas opositores sirios acusaron este miércoles a las fuerzas leales a Al Assad de haber llevado a cabo un ataque con gas nervioso en Jobar y otros suburbios de Damasco matando a cientos de personas. La Coalición Nacional Siria (CNFROS), la mayor alianza opositora siria, negó además este sábado que los rebeldes posean armas químicas en su lucha contra las fuerzas del régimen del presidente sirio, Bashar al Asad.

"Las informaciones falsas que divulga el régimen suponen intentos fallidos y desesperados por disfrazar y encubrir sus reiterados y sistemáticos crímenes contra la población civil siria mediante sus medios de información", subraya la alianza en un comunicado.

En ese sentido, explicó que "todas las informaciones que ha obtenido la CNFROS, provenientes de diversas fuentes, confirman la implicación del Gobierno sirio, desde los más altos niveles, en el uso de armas químicas".

Las acusaciones del régimen sirio se producen el mismo día en que la representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Angela Kane, ha llegado a Damasco para intentar persuadir a las autoridades sirias de que permitan el acceso inmediato a la zona del supuesto ataque con armas químicas en la periferia de la capital.

APRENDE A USAR TU DINERO