POLÍTICA
01/09/2013 12:29 CEST | Actualizado 01/09/2013 17:14 CEST

Pujalte da por hecho que el Estado no recuperará todo el rescate a los bancos

EFE

Lejos quedan ya aquellos días en que los gobernantes defendían que el rescate a los bancos no le costaría nada a los ciudadanos. El PP da por hecho que el Estado no podrá recuperar íntegramente los 40.000 millones de euros de fondos públicos que se inyectaron el año pasado en el sector bancario, y aboga por que a partir de ahora se trabaje para conseguir que las pérdidas que soporten los contribuyentes sean "las menores posibles".

Así lo ha explicado en una entrevista con Europa Press el portavoz económico de los populares en el Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, que ha asegurado que ya existe una entidad, el Banco de Valencia, cuya venta "ha costado dinero al contribuyente", situación de la que responsabiliza directamente al comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, que "exigía" la liquidación de la entidad.

Esto, a su entender, forzó al Gobierno a llevar a cabo "una subasta rápida que costó dinero al contribuyente".

"La liquidación hubiera costado aún más. Pero es que si no lo perdía el contribuyente lo perdían los depósitos, y eso hubiera producido un contagio en la confianza de los ciudadanos en los depósitos bancarios que hubiera sido todavía más perjudicial. Se tomó una medida que no es buena, pero que es la mejor de las malas", añade el diputado.

Por eso, ante la reactivación de los procesos de subasta en Novogalicia Banco y Catalunya Banc por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Martínez-Pujalte defiende que es necesario "intentar poner en valor las entidades para que, cuando vuelvan otra vez a la economía privada sea con la menor pérdida posible".

LO QUE QUIERE EL GOBIERNO

"El Gobierno lo que quiere es que el contribuyente recupere la mayor parte del dinero que ha puesto", insiste, defendiendo que la tercera entidad nacionalizada, Bankia, se está "gestionando de la manera adecuada" para conseguir recuperar el valor de la marca comercial y ajustar los gastos a sus beneficios, de cara a su enajenación futura sin necesidad de nuevas aportaciones públicas y sin pérdida de lo ya inyectado.

Situación diferente es la del propio FROB, que cerró el ejercicio de 2012 con unas pérdidas de 26.060 millones de euros y cuenta con un agujero patrimonial de 21.831 millones de euros.

Según Martínez-Pujalte, estos datos son meramente "una valoración contable" derivada de "una importantísima inyección de dinero" público y de una valoración de los activos "a los precios adecuados", pero que no prejuzga la situación financiera positiva que pueda alcanzar el Fondo.

"LAS RESPONSABILIDADES YA HAN SIDO ASUMIDAS"

Con respecto a la necesidad de depurar responsabilidades entre los gestores de las entidades financieras que quebraron y fueron rescatadas, el diputado considera que "las responsabilidades ya han sido asumidas por los socios, los gestores y los dirigentes".

"La principal responsabilidad es que los accionistas han perdido el dinero, porque lo lógico es que el propietario de una empresa que no lo hace bien pierda dinero. Y en el caso de las preferentes, la responsabilidad también les ha llegado a los que sabían lo que compraban, que han tenido una quita", ha dicho, defendiendo que, por contra, "miles y miles" de estafados con la comercialización de estos productos híbridos "han cobrado el 100% de su inversión sin quita ninguna".

En segundo lugar, afirma el portavoz económico, también han asumido ya su parte de culpa los propios gestores de las entidades, que "ya no están", y el resto de responsabilidades que puedan quedar por dirimir están siendo determinadas por los jueces, ya que "algún juzgado está abriendo diligencias por este tema" además de que el Banco de España "ha abierto varios expedientes disciplinarios".

"Responsabilidades asumidas, ya se han asumido", zanja el diputado.

"CORTAR LA MANO"

En la misma entrevista, Pujalte ha defendido que para recuperar la confianza de los ciudadanos los políticos deben evitar los casos de corrupción de una forma muy gráfica: "Cuando un señor quiera meter la mano en la caja, salten las alarmas y se le corte la mano".

Para ganar "otra vez" la confianza de los ciudadanos, prosigue, también es necesario actuar con transparencia, decir siempre la verdad, hacer las cosas mejor e intentar que la economía prospere. Eso exige, a su juicio, "mucho trabajo" ya que "cuesta mucho ganar credibilidad y se pierde muy fácil".

Pujalte admite que algunos casos "han hecho mucho daño" a la clase política y hay que ofrecer respuestas sabiendo que la democracia, el sistema parlamentario y las instituciones políticas son el único camino. "Que la desconfianza en los políticos no se traslade a una en la democracia porque siempre es mejor que el populismo", sostiene.

En el caso concreto de los papeles del extesorero del PP Luis Bárcenas, el dirigente del PP insiste en que "lo único importante es saber el origen del dinero" y si tenía más colaboradores en la acumulación del dinero, pues lo que se sabe es que Bárcenas nunca tuvo un cargo en el Gobierno y por tanto no otorgaba contratos.

NUEVOS TIEMPOS