INTERNACIONAL
05/09/2013 12:08 CEST | Actualizado 05/09/2013 12:08 CEST

La casa de Mandela se queda sin luz por una huelga

AFP

Nelson Mandela se ha quedado sin luz en su casa por culpa de una huelga de trabajadores de la compañía eléctrica. El expresidente sudafricano se encuentra en su hogar en estado crítico y recibiendo cuidados intensivos.

Según informaThe Star, la casa de Mandela cuenta con un generador eléctrico que comenzó a funcionar tras el apagón, ocurrido este miércoles y que podría tardar cuatro días en solucionarse.

El domicilio, situado en el acomodado barrio de Houghton, ha sido modificado para permitir que Mandela continúe el tratamiento que recibía desde hace casi tres meses en el hospital de Pretoria, que abandonó el pasado domingo para trasladarse a su residencia.

La electricidad se fue en Houghton alrededor de las 20.00 hora local (18.00 GMT) de ayer y volvió pasadas las 23.00 (21.00 GMT), cuando las luces de la calle volvieron a encenderse y el generador dejó de escucharse en el interior de la vivienda del exmandatario, de 95 años.

HUELGA PARA PEDIR MEJORAS LABORALES

Unos doscientos trabajadores de la compañía eléctrica City Power se negaron ayer a hacer horas extras, en una acción unilateral y fuera de la ley para reclamar mejoras en sus condiciones laborales, según la prensa local.

La empresa tuvo que subcontratar a otra compañía para restablecer el servicio, interrumpido en al menos otros diez barrios de Johanesburgo.

Gran parte de Johannesburgo podría seguir a oscuras en los próximos cuatro días si los empleados de City Power no concluyen los paros.

LA ENFERMEDAD DE MANDELA

Mandela fue hospitalizado en estado grave el pasado 8 de junio por una recaída de una infección pulmonar, en el que era su cuarto ingreso desde diciembre del año pasado.

El estado de salud del icono de la lucha contra el apartheid pasó a ser crítico el 23 de junio, y su pronóstico no ha cambiado desde entonces pese a las repetidas mejorías anunciadas por la Presidencia sudafricana.

El que fuera el preso político más famoso del mundo contrajo los problemas respiratorios que ahora padece durante los 27 años que pasó ingresado en las cárceles del régimen segregacionista.

ESPACIO ECO