INTERNACIONAL
09/09/2013 18:41 CEST | Actualizado 09/11/2013 11:12 CET

Siria no descarta la propuesta para que entregue todo su arsenal químico

AFP

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, lanzó una propuesta al aire, probablemente con la intuición de que caería en saco roto: "Siria podría entregar todas y cada una de sus armas químicas a la comunidad internacional a lo largo de la semana".

La idea, poco después matizada por su mismo departamento, ha ido pasando con el paso de las horas de mera boutade a una posibilidad más que real. Rusia, aliado de Damasco, fue el primero en respaldar la iniciativa. Quedaba saber qué respondería el régimen de Al Assad.

Y, para sorpresa de no pocos. Siria no ha rechazado la propuesta de cooperar con la comunidad internacional en el control de armas químicas y en su total destrucción.

"La República Árabe de Siria saluda la iniciativa rusa, partiendo de la preocupación de los dirigentes sirios por la vida de sus ciudadanos y la seguridad en nuestro país", ha señalado el ministro de Asuntos Exteriores de Siria, Walid Muallen.

Poco antes, el ministro de Asuntos Exteriores ruso había instado a Damasco a que proceda "a la destrucción total de estas armas" y adelantó que ya había transmitido dicha propuesta a su colega sirio. "Si el establecimiento del control sobre las armas químicas en Siria ayuda a evitar el ataque (contra este país), Rusia se sumará inmediatamente a este proceso", aseveró.

GRAN PASO ADELANTE

El primer ministro británico, David Cameron, ha sido unos de los líderes internacionales que ha animado a Siria a poner su arsenal químico bajo supervisión internacional pero ha reclamado que hay que evitar que la discusión de esta idea se convierta en una distracción.

"Si Siria pusiera sus armas químicas fuera de uso bajo supervisión internacional claramente eso sería un gran paso hacia delante", ha considerado Cameron ante el Parlamento británico. "Sin embargo, tenemos que tener cuidado de asegurarnos que ésta no es una táctica de distracción para discutir otra cosa que no sea el problema sobre la mesa", ha añadido.

Mientras las fichas del tablero se siguen moviendo, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, está barajando pedir al Consejo de Seguridad que reclame a Siria el traslado inmediato de su arsenal químico a lugares seguros dentro del país con el fin de que estas armas puedan ser almacenadas y destruidas. "Estoy estudiando pedir al Consejo de Seguridad que exija la transferencia inmediata de las armas químicas de Siria para que sean almacenadas con seguridad y destruidas", ha explicado en rueda de prensa desde Nueva York.