INTERNACIONAL
10/09/2013 08:13 CEST | Actualizado 09/11/2013 11:12 CET

Obama, abierto a suspender el ataque a Siria a cambio de la entrega del arsenal químico

Nació como un error del secretario de Estado de EEUU, John Kerry, pero ahora es ya el auténtico plan B y la alternativa a un ataque a Siria.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo este martes que sopesaría "absolutamente" suspender un posible ataque militar contra Siria si el régimen de Bachar al Asad acepta la propuesta rusa de que su arsenal de armas químicas quede bajo control de la comunidad internacional.

En entrevistas con seis cadenas de televisión, Obama dijo que la propuesta rusa es un paso "positivo" para ayudar a prevenir una intervención militar contra Damasco, pero enfatizó que falta por ver si la propuesta es seria y no una "táctica dilatoria".

"Lo considero un suceso modestamente positivo", dijo Obama a la cadena ABC en alusión a la propuesta.

"Veamos si podemos lograr un lenguaje (en una resolución legislativa) que evite un ataque pero logre nuestras principales metas para asegurar que estas armas químicas no sean usadas", enfatizó.

Obama también dejó claro que, a su juicio, la situación actual es fruto de las presiones de su Gobierno y la amenaza "creíble" de un ataque militar, y reiteró la necesidad de mantener la presión sobre al Asad.

"No creo que hubiésemos llegado a este punto si no hubiésemos mantenido una creíble posibilidad de un ataque militar, y no creo que éste sea el momento de que la aflojemos", dijo.

Durante la entrevista con CNN, Obama se dirigió a Al Asad: "Necesitamos un acuerdo político para que usted no cometa una matanza de su propio pueblo y de esa manera esté alentando a algunos elementos de la oposición a implicarse en una conducta terrible".

EEUU NO ACEPTARÁ TÁCTICAS "DILATORIAS"

Para Obama, la propuesta abriría la puerta a un "avance", pero éste requerirá un seguimiento, y su Gobierno no aceptará una "demora o una táctica dilatoria para quitar la presión" sobre Siria.

"Si no mantenemos y seguimos adelante con una amenaza creíble de una presión militar, no creo que logremos el tipo de acuerdo que nos gustaría", sentenció.

Aunque la propuesta no resuelve los problemas subyacentes del conflicto civil de dos años y medio en Siria, asegurará que no se utilicen las armas químicas, como sucedió con "los más de 400 niños que fueron gaseados de forma indiscriminada", dijo.

Obama reconoció ante Fox News que el pueblo estadounidense "no está convencido" y que los congresistas tienen muchos interrogantes, por lo que su Gobierno perseguirá una "vía diplomática".

MARATÓN DE ENTREVISTAS

Obama grabó las entrevistas con ABC, CBS, NBC, PBS, CNN y Fox News en víspera de su visita al Capitolio y un discurso televisivo mañana, en horario de máxima audiencia (a partir de las 3 de la mañana, hora peninsular), para defender un ataque contra Siria.

En las últimas semanas, Obama y miembros de su Gabinete han urgido tomar medidas contra Siria por su presunto uso de armas químicas el pasado 21 de agosto y que, según EE.UU., dejó más de 1.400 muertos.

El Gobierno de Obama asegura que tiene pruebas "convincentes" de ese ataque, aunque no ha divulgado públicamente imágenes de satélite, comunicaciones internas del Ejército sirio o demás evidencias.

TONO MÁS CONCILIADOR

Las declaraciones de Obama marcaron un tono más conciliatorio, en unos momentos en que no tiene los votos asegurados en el Congreso ni la opinión pública apoya un ataque militar contra Damasco.

Según el diario USA Today, solo 22 miembros del Senado y 22 legisladores de la Cámara de Representantes han declarado que apoyarían con seguridad el uso de la fuerza contra Damasco.

Mientras, una encuesta de CNN señaló que el 59 % de los estadounidenses se opone a una acción militar contra Siria, frente a un 39 % la apoya.

Obama "se ha embarcado en esta ofensiva porque sabe que la gente está cansada de las guerras y porque, tras la guerra en Irak, hay un entendible escepticismo sobre la credibilidad de la inteligencia", dijo a Efe Stephen Wayne, analista de la Universidad de Georgetown.

El pleno del Senado ha suspendido durante al menos dos días un voto de procedimiento clave del próximo miércoles sobre el ataque militar, confirmó a Efe la oficina del líder de la mayoría demócrata, Harry Reid.

En ese sentido, Obama dijo a la cadena ABC que no "anticipa" que habrá votos en el Congreso esta semana "o en el futuro inmediato", lo que daría un respiro a los legisladores.

"Creo que habrá tiempo durante los debates acá en Estados Unidos para que la comunidad internacional, los rusos y los sirios, trabajen con nosotros" en busca de una solución diplomática, dijo Obama.