POLÍTICA
23/09/2013 17:49 CEST | Actualizado 23/11/2013 11:12 CET

Ada Colau: "Si Europa quiere demostrar que sirve para algo, que pare los desahucios"

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) es una organización que no busca premios y que goza de un apoyo institucional limitado. Su portavoz, Ada Colau, critica con una gran dureza al PP por descafeinar la Iniciativa Legislativa Popular sobre los desahucios y no hacer nada pese "a las 500.000 ejecuciones hipotectarias" de los últimos años, según ella. Pero también carga contra el PSOE, en el poder hasta 2011 y que no tomó ninguna medida sobre ello, como reconoce y lamenta ahora Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del partido.

Este lunes, Ada Colau ha recogido el Premio Ciudadano, que otorga el Parlamento Europeo, uno de los pocos premios institucionales logrados por la plataforma, a la que el PP ha comparado con ETA o el nazismo. Ante eurodiputados de todos los colores (menos el PP, que le dio plantón al acto), Colau expresó vestida con una camiseta verde su rechazo a la Europa que se abre camino inexorablemente y aún avanzará más tras la victoria de Angela Merkel.

EL PP PLANTA A LA EUROCÁMARA EN EL ACTO

"Creemos en Europa, en la Europa de la gente, de los derechos humanos. Pero no en la Europa de la troika, de los recortes, del rescate bancario", dijo en su discurso de agradecimiento. "Hoy Europa sirve fundamentalmente para recortar, para desahuciar, para rescatar a la banca y no a las personas. No es la Europa de ciudadanos, es la Europa de la banca", lamentó.

"Si Europa quiere demostrar que realmente sirve para algo, si el PE quiere representar a la gente tiene que demostrarlo", reclamó. ¿Cómo? "Paralizando la violación flagrante de derechos humanos, paralizando los desahucios, poniendo freno a la avaricia de los bancos", siguió.

Algunos eurodiputados, como Raül Romeva (ICV-Verds), habían avanzado que el premio era en sí "autocrítica, un recordatorio de que algo no está funcionando bien". Según él, se está "banalizando el dolor" cuando se permanece impasible ante "muertes por la política que se está aplicando a nivel europeo".

"AHÓRRENSE LA CAMPAÑA DE PUBLICIDAD"

Colau se reivindica europeísta, pero no ahorra críticas a las instituciones. Según ella, ser europeísta no significa que le tengan que parecer bien las decisiones que toma la UE.

"El otro día salía la noticia de que el Parlamento Europeo había aprobado que se destinaran 16 millones de euros a una campaña para publicitar estas elecciones y animar a la ciudadanía a participar. Estos millones de euros se podían ahorrar si el Parlamento Europeo fuera valiente y actuara para defender los derechos humanos. Son importantes los premios y los gestos, pero se quedan en declaraciones, en buenas intenciones, y no se concretan", en sus palabras.

Colau también cargó contra el Gobierno por no acatar la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que en febrero consideró ilegal la normativa española sobre los desahucios.

"Tenemos un Gobierno que vulnera los derechos humanos, que ha ignorado, ha despreciado y no ha dado traslado" a la sentencia. "Que utiliza Europa para su conveniencia", según ella.

"SE ACABA EL COLCHÓN FAMILIAR"

Preguntada por la salud del movimiento antidesahucios, que hace meses logró gran protagonismo con la fallecida Iniciativa Legislativa Popular (ILP) y escraches a políticos, Colau reconoció que la tensión mediáticas es menor. "La lucha sigue más activa que nunca. La plataforma no ha dejado de crecer y tenemos más de 190 núcleos en el Estado", reivindicó.

"Ha bajado la atención mediática, pero seguimos haciendo acciones, paralizando ejecuciones. Tenemos menos atención mediática e institucional, pero eso nos obliga a seguir actuando", aseguró, preguntada por El Huffington Post. "Hasta ahora había un colchón familiar, pero se está agotando y el problema no va a hacer otra cosa que aumentar", advirtió.

Colau pidió a los eurodiputados un "paso al frente de manera más significada", ya que "está en juego la vida de la gente". En ese sentido, la directiva europea sobre ley hipotecaria que se negocia no es suficiente. No sólo porque es para el futuro, sino porque recoge "la dación en pago como en el Estado español, como un acuerdo voluntario entre las pardes" que no funciona, según ella.

"Necesitamos que Europa actúe, no solo nos premie", añadió.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST