NOTICIAS
28/09/2013 19:21 CEST | Actualizado 28/09/2013 21:03 CEST

'Jaque al rey': centenares de personas se manifiestan en Madrid en contra de la monarquía

Cientos de personas (800, según la Policía y 8.000 según los organizadores) han secundado la llamada de la Coordinadora 25-S, que este sábado había convocado una "concentración indefinida" frente al Palacio Real de Madrid bajo el lema 'Jaque al Rey' para pedir la abolición de la monarquía.

Sin embargo, la Policía ha impedido que los manifestantes accedieran a la Plaza de Oriente, donde los organizadores tenían previsto realizar una concentración posterior a la marcha y leer un comunicado frente al Palacio Real, destino final de la manifestación.

De este modo, la Policía ha cortado las calles que comunican la plaza de Ópera con la Plaza de Oriente mediante vallas y furgones policiales, impidiendo así que los todavía congregados a pesar de la lluvia culminaran la manifestación.

En declaraciones a los medios, una de las portavoces de la coordinadora, Ana, ha afirmado que la manifestación "pacífica" se ha convocado para que los ciudadanos puedan demostrar "el deseo de un cambio constitucional" e "iniciar un proceso destituyente con la abolición de la monarquía", pues la consideran ilegítima heredera del dictador Franco.

Igualmente, otro de los portavoces, René, ha dado cuenta de la denuncia que la coordinadora ha interpuesto este sábado en el Juzgado de Instrucción de Guardia de Plaza de Castilla por lo que consideran "una vulneración del derecho fundamental a manifestarse" y contra la 'Operación Jaula' que, según la Coordinadora 25-S, va contra el "derecho básico y fundamental a expresarse pacíficamente".

49 IDENTIFICADOS

La Policía ha identificado a un total de 49 personas que, según su versión, portaban palos cuando se incorporaban a la manifestación, contra las que presentará denuncia judicial en aplicación de la ley de seguridad ciudadana.

Fuentes del Ministerio del Interior han informado a EFE de que los integrantes del operativo policial en la manifestación han controlado antes del inicio de la marcha a este grupo de personas que salían del centro ocupado La Traba, en el número de 18 de la calle Belchite, portando palos y banderas, que fueron identificadas y a quienes se les intervino el material violento.

Aunque los organizadores de la protesta eligieron el miércoles a modo simbólico los alrededores de la Cámara Baja para hacer su llamamiento, para esta cita han decidido cambiar de escenario y objetivo y apuntar hacia la monarquía, una institución que tachan de "arcaica, clasista y antidemocrática". "Una institución impuesta por deseo expreso del dictador Francisco Franco", apostillan en un comunicado al que han dado lectura.

Preguntados sobre el hecho de que la manifestación tenga lugar pocos días después de la operación de cadera del Rey Juan Carlos y sobre cómo podría afectar esta cuestión a su movilización, los organizadores han explicado que su protesta tiene que ver con "una persona" sino con una "institución".

"Creemos que la vida del rey no corre peligro puesto que está en manos del mejor profesional, que él se lo puede permitir a la vez que el resto de la población cada vez nos lo podemos permitir menos", ha lamentado Ana.