POLÍTICA
10/10/2013 16:13 CEST | Actualizado 10/12/2013 11:12 CET

El PP aprueba en solitario la reforma educativa

Solos con su mayoría. El pleno del Congreso ha aprobado, solo con los votos a favor del PP, el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) que nace pese a la fuerte oposición de toda la comunidad educativa y el resto de partidos.

El conjunto del proyecto legislativo orgánico ha recibido 182 votos favorables, 137 en contra y 2 abstenciones. La reforma educativa, que ahora pasa al Senado, ha recibido el voto en contra de toda la oposición, excepto Foro Asturias y UPN, que se han abstenido.

[LA REFORMA EDUCATIVA EN 8 CLAVES]

Durante el debate, los grupos de la oposición han reiterado su rechazo al proyecto de ley y han advertido al ministro de Educación, José Ignacio Wert, de que ante esta "falta de consenso", el texto normativo "nace muerto".

PSOE, PNV, CiU, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Coalición Canaria, Amaiur, ERC, BNG y Geroa Bai, que han dicho "no" a la ley, han renovado además su compromiso de derogar la ley. "A punto de finalizar el debate de la 'Ley Wert', sin cambios sustanciales y sin que el Gobierno escuche a la comunidad educativa, nos comprometemos compromete a derogarla en cuanto cambie la mayoría parlamentaria", han leído los portavoces de estos grupos al inicio de sus intervenciones.

Estas son algunas de las frases que se han podido escuchar esta mañana en le pleno del Congreso con la intervención de los diferentes grupos parlamentarios:

(Sigue leyendo después de la galería...)

AHORA, AL SENADO

El Gobierno espera que la aprobación definitiva de la Lomce tenga lugar a finales de noviembre o comienzos de diciembre, de nuevo en el Congreso de los Diputados, para poner en marcha las primeras medidas a partir del curso que viene, 2014-2015.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha manifestado en el debate que espera que "sume más apoyos" en el Senado.

Wert, en el momento de la votación donde se ha aprobado la Lomce

La LOMCE supone la modificación de la actual LOE, aprobada por el Gobierno socialista en 2006. Entre las novedades de la nueva normativa, destaca la introducción de evaluaciones nacionales al final de cada etapa, diseñadas por el Gobierno. Además, las asignaturas estarán agrupadas en tres bloques: troncales, específicas y de libre configuración. El horario y currículo de las primeras lo definirá el Ejecutivo, mientras que las comunidades autónomas se encargarán de las específicas.

La polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos se elimina del currículo y se crea Valores, una alternativa a la materia de Religión, que también será calificada. Además, blinda los conciertos a los centros de educación diferenciada y propone una mayor autonomía de los centros, cuyos directores tendrán que ser acreditados.

TE PUEDE INTERESAR

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'