ECONOMÍA
14/10/2013 13:05 CEST | Actualizado 14/12/2013 11:12 CET

Eugene F. Fama, Lars Peter Hansen y Robert J. Shiller, premios Nobel de Economía por su estudio de los precios

Eugene F. Fama, Lars Peter Hansen y Robert J. Shiller son los nuevos premios Nobel de Economía. La academia sueca ha concedido su premio de 2013 a estos tres profesores universitarios por sus teorías sobre la evolución de precios de acciones o bonos.

"No hay manera de predecir el precio de las acciones o bonos en los próximos días o semanas, pero es posible anticipar el recorrido de estos precios en períodos más largos, como de entre 3 a 5 años", señala la academia en un comunicado. Por esos "hallazgos, que pueden parecer a la vez sorprendentes y contradictorios", Fama y Hansen, profesores de la Universidad de Chicago, y Shiller, de Yale (EEUU), han sido galardonados.

Fama es un economista de prestigio, teórico y un gran defensor de la teoría del mercado eficiente que en parte se ha visto contradicha por la historia más reciente de la economía y, paradójicamente, como señala la academia sueca, por los hallazgos del propio Shiller, el otro economista de gran perfil premiado en este 2013.

Shiller, por su parte, es famoso por sus "propuestas de actualización de la teoría financiera tomando en consideración aportaciones de otras disciplinas, básicamente la psicología", según Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales y bloguero de El Huffington Post. "Es conocida su posición inequívoca como defensor de las proposiciones de la “behavioral economics” y de la “behavioral finance”, exploradoras de las limitaciones reales humanas que inhiben la adopción de decisiones estrictamente racionales", según un artículo de Ontiveros a raíz del último libro de Shiller.

Shiller es uno de los economistas más influyentes en EEUU y creador del índice de precios inmobiliarios Case-Shiller, de EEUU. Además, ha sido reconocido como uno de los vigías que alertó contra el riesgo de la burbuja de las empresas tecnológicas de finales de los años 90 y comienzos del 2000 y también del sobreprecio de activos inmobiliarios que desembocó en la crisis financiera de 2007. Su libro Exuberancia irracional acuñó un concepto famoso en economía al ser citado por Alan Greenspan, ex gobernador de la Reserva Federal, en una reunión con banqueros.

En el caso de Hansen, su aportación está en el estudio del comportamiento racional del inversor ante el riesgo. Tomando como base el trabajo predictivo de Fama, hecho en la década de 1969, y de Shiller, de los 80, Hansen estudió la respuesta de los inversores ante la incertidumbre en cuanto al precio. "Se ve al gran retorno futuro como la compensación por mantener activos de riesgo durante tiempos inusualmente arriesgados", según la nota. "Hansen desarrolló un método estadístico que sirve particularmente bien para cuestionar las teorías racionales de la fijación de precios de los activos", según la nota.

ESPACIO ECO