POLÍTICA
15/10/2013 13:28 CEST | Actualizado 15/10/2013 17:59 CEST

Las palabras de Aznar sobre Cataluña y Rajoy generan el rechazo casi unánime

Aznar advierte a Rajoy silencio ante Cataluñapor europapress

Cada vez que habla Aznar sube el pan de la crispación.

Tras su intervención de ayer —en la que dio lecciones sobre la unidad de España, Cataluña y el desafío independentista, todo ello trufado con críticas a la manera de hacer política de Mariano Rajoy y su Gobierno— varios políticos, sin importar su color, han salido a contrarrestar las palabras del expresidente del Gobierno.

En líneas generales no han gustado. Nada

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Galladón, ha sido de los pocos en respaldar las palabras de Aznar por la vía de restar relevancia a su llamamiento a Mariano Rajoy de que lidere el país frente al desafío soberanista. "Antes al contrario, yo lo interpreto como una convocatoria a que todos los que creemos en España estemos unidos en la defensa de nuestra Constitución".

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, cree que las palabras del expresidente del Gobierno están cargadas de "intransigencia, intolerancia y beligerancia" hacia Cataluña y sus aspiraciones democráticas.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, ha optado por alabar a Rajoy, objeto de parte de los reproches de Aznar: "Ayer Rajoy fue muy claro y contundente. Dijo que no habría ningún privilegio ni cromo para nadie. Se mantiene en la firmeza del diálogo y en el cumplimiento firme de la Constitución".

"Yo no sé si Aznar es el más indicado para hablar de desfalco de la soberanía nacional, porque, si mal no recuerdo, hablaba catalán en la intimidad y dialogaba y quería entenderse cuando necesitaba los apoyos de CiU", ha recordado el coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara.

A su entender, Aznar es "el que, con sus políticas, ha hecho posible que se pierda una parte importante de la soberanía nacional", por lo que el hecho de que el expresidente del PP hable de soberanía nacional "no tiene ninguna credibilidad".

"Se debería dedicar a otras actividades, cuando, además, es una persona que éticamente deja mucho que desear, ya que está recibiendo un sueldo vitalicio de todos los ciudadanos de 80.000 euros cada año por haber sido presidente del Gobierno y, al mismo tiempo, no tiene ningún pudor de formar parte de Endesa, de la que percibe 200.000 euros anuales. No creo que sea el hombre que tenga en sus palabras el pedigrí de defender la soberanía nacional, la patria es otra cosa", ha manifestado.

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha calificado a Aznar de "experto de la crispación" por sus últimas declaraciones sobre Cataluña. "Lo que no se puede permitir es que la violencia pase por encima de la ideologías. Tiene que rebajar el tono de crispación y buscar soluciones para Catalunya y para vivir en una situación de diálogo", ha dicho.

Con más filosofía se lo ha tomado la portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, para quien ya "no es noticia" que el expresidente cuestione el liderazgo de Rajoy.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha señalado que lo que buscan los catalanes es "justicia, democracia y poder votar". “Si las instituciones del Estado no acaban poniendo las vías para ello, lo acabará haciendo la democracia universal", ha afirmado.

La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, se ha preguntado "si ha salido para quedarse o solo un momento". "Todos conocemos al expresidente Aznar. El tono no fue el adecuado y las palabras aún menos", ha zanjado la presidenta de la Cámara catalana, que ha aprovechado la ofrenda para reclamar una vez más la anulación del juicio que condenó a Companys a morir fusilado hace 73 años.

Photo gallery Rajoy con Aznar See Gallery

#JUNTOS