POLÍTICA
18/11/2013 14:17 CET | Actualizado 18/01/2014 11:12 CET

Fernández Díaz celebra que Europa haya "homologado" a etarras "y violadores en serie"

EFE

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha querido dar una lectura positiva al fin de la doctrina Parot durante su visita a un cuartel de la Guardia Civil objetivo de un sangriento atentado en 1991.

El ministro ha admitido el dolor y la indignación que sienten las víctimas ante la excarcelación de etarras, pero ha subrayado el fracaso de ETA y ha asegurado que los terroristas "no cogieron las armas para socializar la estrategia del terror para acabar un día saliendo de la cárcel por decisión de un tribunal (en referencia al Tribunal de Derechos Humanos) que les ha homologado a los violadores en serie".

Fernández Díaz ha hecho estas afirmaciones tras reunirse con víctimas del terrorismo en la casa-cuartel de la Guardia Civil en Vic (Barcelona) que sustituyó al que fue objetivo de uno de los más sangrientos atentados de ETA en Cataluña, el 29 de mayo de 1991, en el que fallecieron diez personas, entre ellos cinco niños.

Fernández Díaz ha remarcado que cuando los etarras cogieron las armas "para socializar el terror" se propusieron unificar Navarra y el País Vasco y lograr la autodeterminación y que no sólo han fracasado en sus objetivos sino que ahora han sido "homologados" por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos con presos violadores reincidentes y criminales en serie. "Quien lo quiera entender, que lo entienda", ha apostillado.

VIOLADORES SIN LIBERTAD VIGILADA

El ministro ha admitido que legalmente no se puede aplicar la libertad vigilada a los violadores en serie excarcelados en virtud de la derogación de la doctrina Parot, pero ha asegurado que estarán atentos para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

El ministro ha recordado que la libertad vigilada para violadores en serie y terroristas sólo se puede aplicar para los casos cometidos con posterioridad a 2010, por lo que a los afectados por la derogación de la doctrina Parot no les puede ser de aplicación esta medida de seguridad y control anexa.

Según el ministro, "con la ley en la mano" a este tipo de violadores en serie y criminales peligrosos no se les puede aplicar la libertad vigilada, porque cuando son excarcelados lo hacen en condición de "libertad plena y absoluta", porque sus delitos se remontan a antes de 2010.

En cualquier caso, Fernández Díaz ha advertido que desde la Policía Nacional y la Guardia Civil procurarán estar atentos para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

"Haremos todo lo que podamos hacer, en el marco de la ley, pero su libertad en plena, no hay medidas de seguridad vigilada", ha subrayado.