INTERNACIONAL
01/12/2013 21:27 CET | Actualizado 01/12/2013 21:27 CET

Informe sobre globalización: América Latina, asignatura pendiente de las exportaciones españolas

PANKAJ-GHEMAWAT

El mapa, que muestra los países a los que más exporta España, es lo suficientemente elocuente. "Exportamos más a Portugal que a toda América Latina", reconoció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hace unos días en una entrevista concedida a Radio Nacional.

Esa es también una de las conclusiones que constata Pankaj Ghemawat, economista y profesor del IESE Business School, en un informe sobre el evolución de la globalización publicado este año.

En él, Ghemawat analiza las conexiones económicas y comerciales de 139 países que representan conjuntamente el 99% del PIB mundial y el 95% de su población. En el caso de España se observa "un pequeño avance en las exportaciones desde 2009", explica a El Huffington Post.

Sin embargo, la corrección en la balanza comercial (la diferencia entre lo que exporta e importa un país), hasta ahora volcada del lado del consumo interno, no está siendo muy severa. Las importaciones han caído relativamente, en parte por el desfallecimiento del consumo, y las exportaciones han aumentado, pero no como para cambiar el perfil español.

En el otro lado de la balanza está Alemania, un país centrado en la exportación con un consumo interno débil que contribuye en parte al desequilibrio español.

En el caso de América Latina, "es verdaderamente notable que aunque hay inversión, no hay comercio", algo que también le pasa a Portugal con Brasil. España es el segundo inversor tras EEUU en América Latina, pero como exportador de mercancías pasa desapercibido, como le sucede a Portugal con Brasil. "No hay una estrecha relación comercial con las que fueran colonias, algo que por ejemplo sí ha mantenido y de manera muy intensa el Reino Unido".

PESE A TODO, BUENOS DATOS DE EXPORTACIONES

El Gobierno se agarra a las exportaciones, porque los datos en realidad son positivos. En los primeros ocho meses del año, las exportaciones de mercancías crecieron un 6,6% respecto a 2012. Aunque a América Latina crecieron un 11,7%, la Unión Europea continúa siendo el mercado de referencia con un 70% de lo que España exporta.

Tanto España como la Unión Europea "tienen que buscar su sitio en el mundo y mirar más allá, sobre todo fuera", en palabras de Ghemawat. La salida de la crisis (menos endeble en el resto de la eurozona que en España) debe servir para prestar atención a los países emergentes, que son los que remolcan el crecimiento mundial. "Se prevé que las economías emergentes representen el 53% del crecimiento mundial entre 2012 y 2018, pese a la revisión a la baja hecha por el Fondo Monetario Internacional en octubre", señala el informe. Y el crecimiento global será mayor en esta década que en la de los años 80, 90 o 2000, señala.

Europa sigue siendo el continente más interconectado, el campeón de la globalización, y sus grandes corporaciones mantienen sus puestos pese a la pujanza de países emergentes. Todo en un contexto de estancamiento de la globalización.

Según el informe del académico, profesor también en las universidades de Harvard o la Escuela Stern de la Universidad de Nueva York, el mundo estaba en 2012 menos interconectado de lo que estaba en el año 2007. "Y eso es bueno debido a la exuberancia de la economía y los muy volátiles flujos de capital que condujeron a la crisis", según él.

Los países más interconectados, o más globalizados, son Hong Kong, Singapur, Luxemburgo, Irlanda, Bélgica, Holanda, Malta, Malasia, Bahrein, Estonia, Emiratos Árabes Unidos, Suiza...y una larga lista en la que España sólo ocupa el puesto 64.

(En este mapa, correspondiente a los años 2007-2009 pero en el que apenas se han producido cambios, el tamaño de los países se muestra en función de lo que a ellos exportan las empresas españolas. Los colores indican la parte de las importaciones de los países que corresponde a empresas españolas. Cuanto más cálido, mayor es esa proporción).

NUEVOS TIEMPOS