TENDENCIAS
04/12/2013 11:08 CET | Actualizado 04/12/2013 11:08 CET

Una cadena de favores para visitar la tumba de su padre

Jessie Kuehl

Para la canadiense Jessie Kuehl el cuarenta aniversario del fallecimiento de su padre era una fecha especial. Deseaba visitar su tumba, pero no podía permitirse el viaje desde Ontario al cementerio situado en Moncton (a más de 1.000 kilómetros de distancia). No le fue posible acudir, pero un torrente de solidaridad en Internet lo hizo por ella, iniciando además una original cadena de favores.

Frederick Kinsilla, un veterano de la Segunda Guerra Mundial, falleció en 1973 a los 54 años, la misma edad que tiene ahora su hija. Por eso era importante para ella recordar al hombre que perdió a los trece años. Decidió postear un anuncio en una web canadiense de clasificados similar a Craiglist y llamada Kijiji, pensando que quizá alguna persona podía acercarse al cementerio de Elmwood y colocar una flores en la lápida en su lugar.

No solo respondieron decenas ofreciéndose voluntarios, también intentaron organizarse para poder pagar el vuelo, pero la falta de tiempo lo impidió. Aún así un buen número de personas visitaron a su padre y depositaron flores.

"ABSOLUTAMENTE ABRUMADA"

Kuehl respondió más de medio centenar de correos electrónicos, aseguró a The Huffington Post y publicó un nuevo mensaje en la web: "Estoy absolutamente abrumada por vuestra amabilidad y generosidad. Sois un grupo de gente maravillosa", expresaba en la Red.

Ahora promete que devolverá el favor de algún modo. De momento se ha ofrecido para hacer lo mismo en Ontario: visitar en nombre de otros a alguien especial en la ciudad. ¿Tienes alguna persona allí con la que te gustaría conectar en la distancia de un modo más humano? Cuéntaselo a Jessie Kuehl.