POLÍTICA
10/12/2013 11:06 CET | Actualizado 10/12/2013 11:07 CET

Mas baraja dejar excluir la palabra "independencia" de la consulta soberanista de Cataluña

EFE

El president de Cataluña, Artur Mas, ha pactado con ICV y Unió esquivar la palabra 'independencia' de la consulta soberanista y lanzar preguntas como '¿Quiere que Cataluña sea Estado soberano?' o '¿Quiere que Cataluña tenga su propio Estado?' como encabezamiento del referéndum, publica el diario El Mundo.

Mas ha tomado esta determinación tras constatar que no tiene suficientes diputados para aprobar que se pregunte a los catalanes sobre la 'independencia'. CIU tiene 50 diputados, pero hay que restar los 13 que corresponden a Unió (que siempre se ha declarado no independentista) y ICV está a favor de una consulta, pero no quiere una ruptura con España. De este modo, Mas sólo cuenta con los 37 diputados de Convergència y los 21 de ERC, que suman 58, y no alcanza la mayoría absoluta del Parlament, que está en 68.

La manifestación de la Diada del pasado 11 de septiembre, en la que una cadena humana clamó en las calles por la independencia de Cataluña, envalentonó a Mas para presionar al Gobierno central sobre la celebración de una consulta, pero sin apoyos en el Parlament su plan se irá al traste.

Ante tal afrenta, ERC ha amenazado con plantar a Mas si la consulta de autodeterminación que los partidos soberanistas impulsan en Cataluña no pregunta específicamente por la independencia, publica el diario El País. De cumplirse la amenaza, implicaría la ruptura del acuerdo que sustenta al Ejecutivo catalán a media legislatura. "Una buena pregunta es clara, honesta, de respuesta sí o no y que todo el mundo entienda. La gente salió a la calle por la independencia y se le debe preguntar sobre esto", defendió la portavoz de ERC Anna Simó. "Una mala pregunta pararía el proceso soberanista, lo hipotecaría durante décadas", insistió Simó.

Los republicanos adoptan la misma posición que la Candidatura d'Unitat Popular, la CUP, cuyos tres diputados sólo se sumarán al acuerdo si la pregunta de la consulta usa la palabra independencia. Durante los próximos días Mas se reunirá con todos los partidos que defienden el derecho a decidir para cerrar la pregunta y la fecha del referéndum independentista.

El president de la Generalitat aseguró al resto de dirigentes de su partido que ya tiene una propuesta en mente, aunque no la ha desvelado a ninguna de las formaciones, ni a su socio, publica El País. "Hay gente que quiere que Cataluña se constituya en un Estado y otros que creen que debe haber alguna otra asociación con el Estado españo. A esta gente no la tenemos que perder para la causa", señaló Mas.

Sin embargo, el acuerdo sobre la pregunta no garantiza que la consulta se celebre. Mas ya advirtió que sólo planteará el referéndum si es acordado o tolerado por el Estado, y el Gobierno de Mariano Rajoy no parece dispuesto a ello.

ERC PRESIONA CON SALIR A LA CALLE

ERC anunció este lunes que si finalmente se da una mayoría favorable a una "mala pregunta" no dudará en pedir a la ciudadanía que que haga una "demostración de fuerza". La portavoz de ERC, Anna Simó, hizo un llamamiento a la ciudadanía "para que sea consciente se su fuerza y exija a los partidos que cumplan los compromisos adquiridos", publica el diario La Vanguardia.

"A lo que creen que la pregunta no es importante, nosotros les decimos que esto es esencial para el futuro de este país y que no hay ningún motivo que justifique retrasarla", añadió Simó.