POLÍTICA
12/12/2013 08:30 CET | Actualizado 12/12/2013 08:30 CET

Los españoles, entre los que menos mejoran en la UE su nivel educativo de una generación a otra

PHOTOS.COM

En la Unión Europea, los hijos de ciudadanos con estudios medios o bajos mejoran habitualmente el nivel de formación de sus padres. En eso, Spain is different. La mitad de los españoles cuyos padres solo completaron la educación obligatoria mantuvo este mismo nivel de formación, en contra de la tendencia a mejorar el nivel educativo de los progenitores observada en el conjunto de la UE, según los datos publicados este miércoles por Eurostat.

Esta es una de las conclusiones del informe estadístico sobre "transmisión intergeneracional de los niveles educativos", divulgado por la oficina comunitaria de estadística que se basa en encuestas realizadas a europeos de entre 25 y 59 años durante 2011.

Los datos muestran que la transmisión de un nivel educativo de padres a hijos "difiere entre los Estados miembros", según la oficina comunitaria de estadística.

La tendencia general en la UE es que los hijos con padres cuyo nivel educativo es bajo (es decir, que completaron únicamente la enseñanza obligatoria -actualmente la ESO en el caso de España) "tienen propensión a alcanzar un nivel de educación intermedio".

Entre los europeos consultados cuyos padres tenían un nivel educativo básico, el 48% alcanzó un nivel intermedio y el 18% completó estudios superiores.

UN TERCIO NO MEJORARON

Aproximadamente un tercio (el 34%) de los consultados cuyos padres tenían un nivel educativo bajo no mejoraron este nivel de estudios.

Esta tendencia no se cumple en el caso de España, donde la proporción de consultados que no mejoró el nivel educativo de sus progenitores es del 50%, muy superior a la media de los Veintiocho.

Los únicos Estados miembros donde se observaron porcentajes mayores que el de España y contrarios a la tendencia europea fueron Malta (73%), Portugal (68%) y Luxemburgo (52%), mientras que Italia registró también un 50%.

UE: SÓLO UN 3% SE QUEDÓ EN UN NIVEL BÁSICO

En segundo lugar, el informe señala que de todos los europeos consultados cuyos padres tenían un nivel educativo elevado, sólo un 3% se quedó en un nivel básico.

Los hijos de padres con estudios superiores tienen a mantener este nivel de estudios (63%), mientras que un tercio de los europeos consultados llegó a un nivel intermedio.

En España, el porcentaje de los hijos de titulados universitarios o en Formación Profesional que mantuvieron un nivel educativo similar fue del 75%, superior al de la media europea, mientras que el 19% completó estudios secundarios no superiores (Bachillerato o un grado medio) y el 6% se quedó en un nivel básico.

Por último, entre los europeos consultados cuyos padres tenían un nivel intermedio de estudios se observó "una evolución limitada hacia estudios superiores" (del 33%) y un predominio de la tendencia a mantener las titulaciones del mismo tipo (el 59%).

Estas tendencias se invierten en España, donde la mayoría de los consultados cuyos padres tenían estudios medios completaron una titulación superior (el 52%), frente al 32% que cursó una formación del mismo grado.

APRENDE A USAR TU DINERO