POLÍTICA
26/12/2013 07:46 CET | Actualizado 26/12/2013 07:46 CET

Deniegan la nacionalidad española a una niña de tres años por no demostrar "conducta cívica"

EFE

El Ministerio de Justicia se ha reafirmado en su postura de que a la niña de tres años nacida en Bizkaia de padres congoleños se le ha denegado la nacionalidad española porque no ha demostrado "buena conducta cívica", al carecer de autorización de residencia desde junio de 2012.

Justicia reitera esta postura en una respuesta escrita a una pregunta en el Congreso formulada por el diputado de Amaiur Jon Iñarritu, que en su instancia calificó de "ridículo" el argumento del departamento que dirige Alberto Ruiz-Gallardón para denegar la nacionalidad española a la niña.

En su nueva respuesta, a la que ha tenido acceso Efe, Justicia insiste en que la niña, nacida en el hospital vizcaíno de Cruces y vecina de Galdakao, se encuentra en "situación irregular" en el país desde el 8 de junio de 2012, "puesto que desde esa fecha dejó de constar con autorización de residencia en España", lo que constituye una falta administrativa grave.

"NO HA QUEDADO ACREDITADA"

"Esa falta de autorización de residencia supone que la buena conducta cívica, que es el solicitante quien ha de probar, no ha quedado acreditada", determina en su escrito.

En sus argumentos, el Gobierno se apoya en la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que ha dictaminado que "una infracción administrativa puede resultar tanto o más indicativa de la falta de buena conducta que una infracción penal".

El Ejecutivo, que recuerda que los expedientes de solicitud de la nacionalidad española se resuelven en base a la normativa vigente, apunta que, según el Código Civil, "no se puede obtener la nacionalidad española si la residencia no es legal".

De la misma forma, explica que, en el momento de tramitar en junio la petición de esta niña, carecía de permiso de residencia en España.

El caso de esta niña fue denunciado el pasado mes de julio por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en Euskadi, que aseguró que, para denegarle la nacionalidad, la cría no había justificado su "buena conducta cívica".

Ante una primera pregunta formulada por estos hechos en el Congreso por Iñarritu, Justicia argumentó que la nacionalidad le había sido desestimada porque sus padres no renovaron la tarjeta de residencia.