POLÍTICA
08/01/2014 16:39 CET | Actualizado 08/01/2014 16:39 CET

Imputado el alcalde de Leganés (Madrid) por un presunto delito de prevaricación

FLICKR / PP MADRID

Nuevo escándalo en el PP madrileño. El alcalde de Leganés, Jesús Gómez, ha sido imputado por un juzgado de la localidad tras la denuncia presentada por PSOE y ULEG por un presunto delito de prevaricación al nombrar a cuatro directores generales que ocupan plazas en el Ayuntamiento, supuestamente en contra de la ley.

El Ayuntamiento de Leganés, gobernado por el PP, ha pagado durante los últimos meses las nóminas de estos cuatro cargos, pese a los reparos suspensivos de la Intervención municipal, que alega que estos cargos no tienen cobertura legal ni presupuestaria.

En sus denuncias, el PSOE y el partido independiente Unión por Leganés (ULEG) consideraban ilegales los nombramientos de Vicente Fernández García como director general de Artes Musicales; de Javier Oporto como director de Urbanismo; de Antonio García de Mingo como director de Deportes; y de Francisco Javier Sánchez Zurdo como director de Informática.

La interventora municipal ha emitido reparos al pago de las nóminas de estos cuatro cargos de confianza en los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Sin embargo, el alcalde de Leganés justificó el abono de estas nóminas como "una obligación ineludible cuyo incumplimiento podría dar lugar a responsabilidad patrimonial".

"OBCECADO Y AUTORITARIO"

El PSOE de Leganés ha señalado que es "incomprensible" que el alcalde pueda seguir instalado en la ilegalidad pese a sus constantes advertencias y a los informes de la intervención municipal, que según el PSOE le aconsejó destituir a los cuatro directores y realizar la contratación conforme a la ley.

Para el portavoz socialista, Rafael Gómez Montoya, Gómez ha demostrado que su carácter "obcecado y autoritario" puede llevarle a desafiar a la Justicia, "tal y como ha hecho".

Por ello, ha considerado que el regidor debería dimitir antes de seguir perjudicando a la ciudad con sus "delirantes actuaciones".

EL AYUNTAMIENTO SE DEFIENDE

Desde el Ayuntamiento de Leganés han manifestado a Efe que el alcalde ha actuado "conforme" a los informes de la asesoría jurídica, que recomendaban pagar las nóminas a estos cuatro directores porque en caso contrario podría haber incurrido en responsabilidad patrimonial.

Según fuentes municipales, el impago de estas nóminas podría haber supuesto una demanda contra el Ayuntamiento y conllevar un posible indemnización.

Además, alegan estas mismas fuentes que tampoco se podía destituir a los directores porque "podrían reclamar judicialmente y conseguir su plaza".

Cuando se produjo la denuncia, el alcalde de Leganés recordó que ambos puestos de director general se crearon a principios de 2012 y que entonces "ni la intervención municipal, ni el titular de la oficina de apoyo, ni el pleno opusieron reparo u objeción alguna".

"Ahora, más de un año después, la actual titular de Intervención ha decidido modificar el criterio de dicho órgano, considerando que podrían existir defectos jurídicos en la creación de estas plazas al considerar que el personal directivo no puede formar parte de la RPT, pero no ofrecen alternativa alguna", argumentó entonces Jesús Gómez.

El alcalde de Leganés comparecerá este jueves en rueda de prensa para explicaciones acerca de este asunto.

NUEVOS TIEMPOS