POLÍTICA
11/01/2014 18:22 CET | Actualizado 12/01/2014 13:07 CET

Miles de personas secundan en Bilbao la manifestación convocada por el PNV y Sortu

Decenas de miles de personas (entre 100.000 y 110.000, según la Policía Municipal) han recorrido en la tarde de este sábado las calles de Bilbao bajo el lema 'Derechos Humanos, Acuerdo y Paz-Giza Eskubideak Konponbidea, Bakea' en la manifestación a favor de los presos de ETA convocada por PNV, Sortu, Aralar, EA, Alternatiba, ELA y LAB, con la adhesión de Geroa Bai.

La marcha, una de las más multitudinarias de los últimos años en el País Vasco, ha comenzado entre aplausos en La Casilla minutos después de las seis de la tarde, hora a la que estaba prevista, una vez que el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno la ha permitido al considerar que no hay coincidencia entre ésta y la prohibida este viernes por el magistrado Eloy Velasco convocada por la iniciativa 'Tantaz tanta' en favor de los presos.

Durante la marcha, que en principio iba a ser silenciosa, se han escuchado gritos de "Euskal Presoak Etxerat" el lema que reclama el acercamiento de presos a Euskadi. También se han gritado otros como 'presoak kalera, amnistia osoa' (presos a la calle, amnistía general), 'presoak etxera' (presos a casa) y consignas a favor de la independencia de Euskadi.

La única pancarta que había es la que contenía el lema de la convocatoria y que está siendo portada por un grupo de ciudadanos anónimos. Ya en segunda fila se encontraban los dirigentes políticos del PNV y de las formaciones que integran la coalición EH Bildu, así como los máximos responsables de los sindicatos ELA y LAB, también convocantes.

Los asistentes portaban, sobre todo, carteles pidiendo el regreso de los presos, aunque también hay ikurriñas y alguna bandera navarra. Como estaba anunciado, no participan en la manifestación los miembros del Gobierno Vasco pero sí ha acudido la presidenta del Parlamento autonómico, Bakartxo Tejeria (PNV).

Desde muchos minutos antes del inicio se han ido congregando en las inmediaciones del lugar de inicio centenares de personas que aguardaban el comienzo de la manifestación, entre ellos dirigentes de los partidos convocantes, que han departido durante varios minutos.

Asier Arraiz, presidente de Sortu, ha declarado: “Esta es una situación excepcional a la que hemos sabido darle una respuesta extraordinaria como pueblo. Los principales responsables políticos y sindicales de este país hemos sabido estar a la altura de las circunstancias”.

“La razón por la que el PNV participa es el eslógan Derechos Humanos, construir la paz y buscar acuerdos, en el que participa la inmensa mayoría de la sociedad. Es todo un desafío que el camino iniciado sea desde el respeto a los derechos humanos", ha explicado el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar,

ASISTENTES

Entre otros, se han sumado a la manifestación los mandatarios de EA, Alternativa y Aralar, Pello Urizar, Asier Vega y Patxi Zabaleta; el diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, y el de Bizkaia, José Luis Bilbao; la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria; o el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre.

Junto a ellos también han tomado parte en la marcha la senadora de ERC Esther Capella y los máximos mandatarios de los sindicatos ELA y LAB, Adolfo Muñoz y Ainhoa Etxaide, entre otros.

La marcha, que también cuenta con la adhesión de Geroa Bai, fue anunciada este pasado viernes por los principales responsables de PNV, Sortu, EA, Alternativa, Aralar, ELA y LAB, después de que la Audiencia Nacional decidiera prohibir la convocada por la plataforma Tantaz Tanta bajo el lema 'Derechos humanos, resolución, paz. Los presos vascos a Euskal Herria'.

La nueva convocatoria fue denunciada ante la Audiencia Nacional por asociaciones de víctimas, si bien el juez Ismael Moreno ha decidido no prohibirla al considerar que la convocatoria no presenta indicios de delito y no se puede acreditar 'la existencia de datos objetivos de los que pueda derivarse coincidencia' con la marcha prohibida ayer por el juez Eloy Velasco.

ESPACIO ECO