POLÍTICA
13/01/2014 12:52 CET | Actualizado 13/01/2014 12:59 CET

Los vecinos de Burgos: "El Ayuntamiento puede reconducir las cosas, pero no dialoga"

AFP

Ana Moreno, la presidenta de la Asociación de vecinos del barrio Gamonal, no se mueve de la calle Vitoria, el núcleo de las protestas que en los últimos tres días se han producido en Burgos. Pasea por una vía que, según describe, está llena de cristales y adoquines esparcidos por el suelo. "Esto está hecho una porquería, como no lo limpien pronto se van a causar más daños porque se acabará cayendo alguien", avisa.

La calle Vitoria ha sido el escenario de varias batallas campales que han acabado con 40 detenidos este fin de semana. Los vecinos del Gamonal protestan por los planes del Ayuntamiento de convertir esa vía, una de las arterias principales de Burgos, en un bulevar limitando el tráfico rodado y priorizando el tránsito peatonal y bicicleta. Se eliminarían más de 300 plazas de aparcamiento, sustituidas por un parquin donde cada plaza costará 19.800 euros por una concesión por 40 años.

La obra tendrá, además, un coste de entre 8 y 13 millones de euros. Los vecinos observan otras prioridades antes que gastar ese dinero en el bulevar. "En este barrio hay un 19% de parados, muchos de ellos jóvenes. La situación económica es muy mala. Muchos vecinos no tienen ningún ingreso y la prueba es que aquí Cáritas está desbordada porque no puede atender la demanda de ayuda de tanta gente", explica Moreno, que afirma que la ciudadanía "tiene muchos otros problemas" mas prioritarios que la obra.

LEE MÁS:

7 motivos por los que protestan los vecinos de Gamonal

Los vecinos del Gamonal organizaron la asociación 'Bulevar Ahora No, para protestar contra la transformación de la calle Vitoria. Esa formación se disolvió el viernes, antes de que comenzaran los actos violentos. Moreno asegura que el alcalde de Burgos, Francisco Javier Lacalle (PP), no les ha querido escuchar. Que han intentado "por todas las vías posibles" reunirse con él, pero que no les ha recibido.

El alcalde argumenta que el proyecto estaba recogido en el programa electoral del PP "pero también de otros partidos como el PSOE", por lo que su respaldo en las urnas es del 80%. Una explicación que no le vale a Moreno: "Nos lo están imponiendo. Estamos en un estado democrático y, por eso, se nos tendría que escuchar. Hemos pasado mucho tiempo diciéndoles que no queremos el bulevar y nos han despreciado e ignorado."

La presidenta de la asociación de vecinos afirma que el alcalde ha mentido porque aseguró que las obras no empezarían todavía y que el Ayuntamiento hizo encuestas para conocer el apoyo de la ciudadanía a la reconversión de la calle Vitoria y obtuvo que el 70% de los burgaleses rechazaban la obra.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha afirmado por su lado que en las protestas de este fin de semana ha habido "infiltrados", grupos violentos "itinerantes" cuyo único interés no es la reivindicación de los vecinos, sino "el ejercicio de la violencia". Moreno no lo niega: "Hay algunos violentos, sí, pero yo no sé quiénes son, yo no soy Policía. Yo conozco a las personas que viven aquí".

Con todo, la presidenta de los vecinos del Gamonal no sabe qué ocurrirá en los próximos días. "El Ayuntamiento tiene en su mano reconducir las cosas o no. El problema es que no dialoga, no da manga abierta porque dice que con quienes dicen 'no' es muy complicado hablar. En la vida nada es fácil y las cosas si se quieren hacer bien son complicadas".

NUEVOS TIEMPOS