INTERNACIONAL
16/01/2014 10:43 CET | Actualizado 16/01/2014 10:43 CET

Detenidos 444 Hermanos Musulmanes en el referéndum constitucional egipcio

EFE

El Ministerio del Interior de Egipto anunció a última hora del miércoles que 444 miembros de la organización islamista Hermanos Musulmanes han sido arrestados durante los dos días en los que se ha celebrado el referéndum constitucional.

En un comunicado, ha acusado a los manifestantes contrarios a la votación de intentar interrumpir el proceso, y ha detallado que se han incautado escopetas de perdigones, armas blancas y cócteles molotov, según ha recogido el diario egipcio Al Ahram.

El proceso ha estado dominado por la actual cúpula y apenas se han visto partidarios o campañas en favor del 'no' a la nueva Constitución, por lo que todos los pronósticos coinciden en que la Carta Magna, que otorga mayor poder a las Fuerzas Armadas, saldrá adelante.

ADEMÁS

El referéndum en Egipto, en profundidad

Los primeros resultados no oficiales podrían comenzar a conocerse en cuestión de horas. De estos datos depende el éxito de la administración interina y, en particular, del Ejército, principal responsable del actual contexto y cuyo jefe, Abdel Fatá al Sisi, suena como futuro candidato presidencial.

Al menos 11 personas han muerto desde el comienzo del proceso, marcado por protestas islamistas, ataques y atentados. Los Hermanos Musulmanes, vencedores en todas las elecciones desde la caída de Hosni Mubarak y ahora proscritos, pidieron el boicot de la votación.

EL TEXTO CONSTITUCIONAL

La nueva Constitución es el primer paso en el plan de transición política elaborado por el Ejército tras el derrocamiento el 3 de julio de Mohamed Mursi, que debería concluir con la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales este mismo año.

El proyecto constitucional, aprobado el 1 de diciembre, preserva las amplias competencias del Ejército y permite al presidente interino convocar elecciones presidenciales a la vez o incluso antes que las legislativas.

Además, permite que los tribunales militares sigan procesando a civiles en casos de asalto a instalaciones castrenses y prohíbe la creación de partidos políticos religiosos.

El texto es el resultado del trabajo de 50 representantes de partidos políticos y sectores sociales egipcios nombrados por el presidente interino, Adli Mansur, en virtud de la hoja de ruta de transición redactada por los principales partidos políticos no islamistas tras el golpe de estado de julio.

La comisión constitucional estaba dominada por liberales e izquierdistas y presidida por Amr Musa, el exsecretario general de la Liga Árabe y candidato a la presidencia. En ella solo había dos islamistas que respaldaron la actuación del Ejército contra Mursi.