TENDENCIAS
23/01/2014 10:48 CET | Actualizado 27/01/2014 10:18 CET

Los 'tapados' de los Oscar (FOTOS)

GETTY

El por qué las candidaturas a los Oscar han despreciado a A propósito de Llewyn Davis, Daniel Brühl, La vida de Adèle o a Emma Thompson no queda claro, pero en cambio, han abierto la puerta a otros profesionales y películas por las que no hubiéramos apostado hace un año. Bienvenidos sean.

Barkhad Abdi. De este actor casi nadie había oído hablar hasta hace unos meses. Su cara a cara con Tom Hanks como el pirata somalí que lidera el ataque a un buque estadounidense en Capitán Phillips le ha valido una candidatura que no ha llegado para Hanks. El director Paul Greengrass consideró imprescindible que el actor que se encargara del personaje fuera realmente de Somalia. Al no encontrar a actor con estas características en Los Angeles, amplió el casting a todo el país. Y ahora el debutante Abdi paseará por la alfombra roja más relevante de Hollywood.

Jared Leto. Aun así, pocas posibilidades va a tener Abdi frente a Jared Leto, quien llevaba cuatro años sin hacer una película en favor de su carrera como cantante de la banda 60 seconds to Mars y como modelo de Hugo Boss. Con su papel de transexual enfermo de sida en Dallas Buyers Club prácticamente se ha estrenado en el mundo de los premios interpretativos, y ya ha coleccionado una tonelada de candidaturas y premios. Sigue la fórmula infalible de su industria: perder o ganar una cantidad exagerada de kilos por un papel para ganar el Oscar. El premio al Mejor Actor Secundario es prácticamente suyo.

Aquel no era yo. Aunque no es raro que un cortometraje español nos dé una alegría en los Oscar de vez en cuando, casi siempre resulta inesperado. Un corto ambientado en África pero rodado en Toledo y dirigido por Esteban Crespo se cuela esta vez en la categoría, como en su día hicieron Esposados de Juan Carlos Fresnadillo o La dama y la muerte de Javier Recio.

Bruce Broughton. Pocos han visto la cinta Alone yet Alone; aún así, ha conseguido entrar en los Oscar como candidata al premio a Mejor Canción Original. La razón es que su igualmente desconocido compositor no lo es tanto entre los miembros de la Academia, ya que Broughton era un pez gordo en la vertiente musical de los premios. Gracias a sus colegas, compite contra grandes nombres como U2, que ponen música al biopic de Mandela, y contra Pharrell Williams, quien ha colaborado en Gru 2.

Cutie and the boxer. El debut de Zachary Heinzerling es un acertado documental que analiza una historia de amor de largo recorrido tras la peculiar premisa del retrato de Ushio y Noriko Shinohara, un matrimonio octogenario formado por un original artista plástico japonés con problemas de alcohol y su incondicional esposa. Viven en Nueva York, donde siguen luchando por encontrar una estabilidad profesional y económica, mientras el resentimiento y cierta desesperación se apoderan de su vida en pareja.

Ernest and Celestine. Esta cinta franco-belga se enfrenta ante cuatro títulos de los que se ha hablado mucho más en la categoría de mejor filme de animación. Los taquillazos Frozen, The Croods y Gru 2 y la anunciada última película del genio japonés Hayao Miyazaki, Se levanta el viento.

Jonah Hill. Otro intérprete en la categoría de actor secundario. Sí, ya fue candidato a Oscar y Globo de Oro hace dos años por dar la réplica a Brad Pitt en Moneyball. Pero el secundario de El lobo de Wall Street sigue siendo bastante desconocido fuera de Estados Unidos y tampoco estaba en muchas de las quinielas de los expertos.