POLÍTICA
27/01/2014 14:24 CET | Actualizado 27/01/2014 14:24 CET

El Gobierno pide a Bélgica un avión para Rajoy tras la avería de la aeronave del Príncipe

EFE

La nueva avería que este domingo sufrió el avión del príncipe en Honduras ha generado un lío de aeronaves que ha terminado con el Gobierno pidiendo un aparato a Bélgica.

La Fuerza Aérea Española dispone de dos Airbus para trasladar autoridades, pero en este caso ambos se han puesto a disposición del Príncipe. El primero es el que se averió en Santo Domingo. El otro iba a trasladar este lunes a Rajoy a Roma, pero se ha puesto también a disposición del príncipe y se ha enviado a Honduras para el viaje de regreso de don Felipe.

Ese traslado, dice Defensa, se ha hecho para que el viaje de vuelta se realice en condiciones de máxima seguridad pese a que el que estaba averiado ya se ha reparado y se encuentra en óptimas condiciones para volar.

La consecuencia de todo ello es que Rajoy y la delegación española que asiste este lunes a la cumbre hispano-italiana ha aterrizado en Roma en dos aviones Falcon y en un avión belga que se ha utilizado en virtud de los acuerdos suscritos con otros países europeos que permite disponer de medios aéreos en caso de necesidad, según han informado fuentes próximas al Ejecutivo.

LOS FALCON, AVIONES MÁS PEQUEÑOS

Para la cumbre hispano-italiana, Mariano Rajoy ha viajado a Roma acompañado por seis ministros (Defensa, Fomento, Interior, Industria, Empleo y Sanidad) y dos secretarios de Estado, el de la Unión Europea y el de Investigación.

En cada Falcon caben doce personas y, dado que la delegación española está compuesta por 25 personas, han tenido que utilizar un tercer avión belga. Se trata de un Embraer que forma parte de un acuerdo europeo por el que varios países pueden compartir aviones para el desplazamiento de autoridades y otras actividades, según las fuentes consultadas.