POLÍTICA
29/01/2014 10:46 CET | Actualizado 29/01/2014 10:46 CET

Sémper critica que San Gil mañana puede llegar a decir que el PP es cómplice de ETA

EFE

En el PP vasco han sentado bastante mal las palabras de su expresidenta María San Gil, que acusó este martes al partido de consentir la "pesadilla" que vive el País Vasco.

El portavoz parlamentario del PP vasco y presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, cree "profundamente injustas" las críticas y ha apuntado que, de seguir así, mañana puede decir que el actual Partido Popular "es cómplice de ETA" o que prácticamente "somos los que apretamos el gatillo".

Además, ha considerado en una entrevista en Onda Vasca que "no hay nada nuevo bajo el sol" en las posturas de Jaime Mayor Oreja, Alejo Vidal-Quadras o la expresidenta del PP vasco.

En este sentido, ha apuntado que se trata de personas "que llevan mostrando sus discrepancias, algunos, su gran alejamiento otros y sus matices diferentes algunos otros". "Esto no responde a nada nuevo", ha añadido.

"VIDAL-QUADRAS NOS HA LLAMADO DE TODO MENOS BONITO"

Además, ha destacado que se trata de casos "muy diferentes" porque Vidal-Quadras "nos ha llamado de todo menos bonito desde hace mucho tiempo y era esperado que abandonara el PP".

"Mayor Oreja no lo abandona, no va a ser candidato a las próximas elecciones europeas, y las palabras de María San Gil es harina de otro costal", ha señalado en alusión a las palabras de ésta en las que ha acusado al Partido Popular de "consentir" la "pesadilla" que vive Euskadi "en relación con el entramado etarra".

Borja Sémper ha rechazado profundizar sobre las críticas de San Gil". "Yo sobre alguien que ha sufrido por hacer política en el País Vasco, que se ha jugado el tipo y su vida, como es su caso, no puedo tener más que palabras de respeto humano y político", ha indicado.

"LA SOMBRA DE LA SOSPECHA"

No obstante, ha considerado "profundamente injusto que se proyecte una sombra de sospecha sobre el compromiso de quienes hacemos política en Euskadi, quienes hemos hecho política en las circunstancias más extremas y más difíciles posibles y quienes hoy seguimos dando la cara en primera línea".

"Es profundamente injusto decir que el PP poco más o menos que consiente no sé qué cosas que están sucediendo en Euskadi, porque mañana podrá decir que el PP es cómplice de ETA y pasado mañana que somos prácticamente quienes apretamos el gatillo", ha afirmado.

A su juicio, Euskadi "hoy es un lugar infinitamente mejor de lo que era hace dos años y pico, y estoy seguro que dentro de dos años va a ser infinitamente mejor de lo que es hoy".

"Enmarco estas críticas en que, a veces, quienes sea van, no quieren lo mejor para quienes se quedan. Las declaraciones de unos y otros definen a las personas y los comportamientos políticos", ha apuntado.

NO HAY "FRACTURA"

El representante del PP vasco ha asegurado que "no percibe una fractura" dentro del partido, sino que "algunas personas que militan en el Partido Popular que creen que se ha renunciado a no sé qué esencias intangibles".

"Yo milito en política por dos cosas, fundamentalmente. Una, porque creía que Euskadi no merecía vivir bajo el yugo de una banda terrorista y eso creo que es un logro que va consiguiendo el conjunto de los vascos, pero el PP se ha dejado muchos jirones en esa larga pelea por la libertad en Euskadi, y porque la vida sea mejor", ha añadido.

Borja Sémper ha afirmado que el PP vasco "aspira a ocupar una centralidad política en este territorio, a que Euskadi sea mejor mañana de lo que era ayer".

"MUCHOS EGOS"

Sémper se ha negado a hablar de "derechas, izquierdas, altos, bajos, gordos o flacos", en referencia a la creación de la nueva formación 'Vox', y ha apuntado que "aquí hay mucho de egos". "Hay algunos que quieren ser más de lo que son o algunos que no entienden que los congresos han elegido otras direcciones y lo manifiestan de la manera que cree más oportuno".

Sobre la ausencia de Aznar en la Convención nacional de Valladolid, ha considerado que "no augura un nuevo enfrentamiento con Rajoy", sino que "hay mucho de morbo informativo y periodístico", pero el expresidente del Gobierno "tiene una agenda muy complicada".

"Si hubiera ido, la noticia habría sido qué va a decir; el día que se celebre la Convención mil oídos y mal cámaras habrían estado esperando a ver qué dice. El morbo se habría producido de otra manera", ha apuntado.

En su opinión, "a veces, alguna cosas se explican de una manera mucho más sencilla". "Yo creo que Aznar tiene una agenda que le impide estar y santas pascuas", ha añadido.

ESPECIAL PUBLICIDAD