POLÍTICA
31/01/2014 07:47 CET | Actualizado 21/04/2014 17:22 CEST

El antes y después del 'huracán' de los papeles de Bárcenas

Elpais.com

Hace un año, las fotocopias de 14 hojas manuscritas arrancadas de un cuaderno cuadriculado llegaban a la primera página del diario El País subrayadas en amarillo. 460 anotaciones en las que supuestamente se reflejaba la contabilidad paralela del PP entre los años 1990 y 2008. Contenían los nombres o siglas de dirigentes del PP junto a cantidades que supuestamente recibían en B de manera periódica. También las entradas de dinero que empresarios donaron al partido al margen de la ley.

El autor de esos apuntes era Luis Bárcenas, el extesorero del PP, y las anotaciones de su puño y letra han tenido graves consecuencias para los protagonistas del caso durante estos 12 meses.

MUEVE LAS FECHAS DE LAS FOTOS lateralmente para ver a los protagonistas antes y después del 'huracán' de los papeles de Bárcenas.

LUIS BÁRCENAS ANTES... Viaje a viaje a Suiza, Bárcenas atesoró 48 millones de euros. Mañanas de esquí y alpinismo, noches en restaurantes de lujo en Lyon y vuelta a alguna de sus viviendas en Málaga. En Madrid, pasaba desapercibido desde que en 2010 dimitiera como tesorero del PP tras haber sido investigado en el caso Gürtel. Pero el 16 de enero de 2013 salta al estrellato. Ese día el juez Pablo Ruz lo situaba en el punto de mira tras descubrir sus millones en un banco suizo y el movimiento de fondos durante el escándalo Gürtel.

Desde el portal de su casa en el lujoso barrio de Salamanca en Madrid, un engominado Bárcenas contestaba con un contundente "faltaría más" al ser preguntado por los periodistas sobre si defendía su inocencia. Días más tarde verían la luz las polémicas anotaciones con la supuesta contabilidad B de los populares. Él, lo negaría todo: ni había pagos en B en el PP, ni era su letra, ni conocía esos papeles.

... LUIS BÁRCENAS DESPUÉS. El extesorero del PP ha cambiado el abrigo de Al Capone por los polos de colores en Soto del Real. El juez Ruz decretaba prisión incondicional y sin fianza el 27 de junio de 2013. El discurso de Bárcenas cambiaría de forma radical. En su siguiente declaración judicial tiró de la manta: reconoció la autoría de los papeles, confesó abiertamente que el PP se había estado financiando de forma ilegal durante 20 años, afirmó que había pagado sobresueldos en negro a Rajoy y Cospedal y aseguró que habían intentado comprar su silencio. La ruptura con el PP era total.

Tras meses en prisión, sus intentos de lograr la condicional han fracasado. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz no se fía y cree que existe "riesgo de fuga, de alteración de pruebas y de reiteración delictiva".

Mientras, sigue aireando nuevos papeles que incriminan al PP. Hace unos días aportaba al juez una carta y documentación para acreditar que su antecesor, Álvaro Lapuerta, estaba al tanto de la contabilidad B del partido.

-----------

MARIANO RAJOY ANTES... 31 de enero de 2013. El presidente del Gobierno presidía, en el Complejo de La Moncloa, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos. Poco se debió de hablar sobre economía en esa reunión... Ese jueves, el diario El País publicaba "los papeles secretos de Bárcenas", la rúbrica manuscrita a un convulso mes de enero marcado por la sombra de los sobresueldos.

Hasta entonces, Rajoy se había centrado en la economía, y los protagonistas eran el rescate a la banca y los recortes antisociales. La gran batalla de Rajoy era defender que las medidas de austeridad eran necesarias. Con estos documentos, el caso Bárcenas pasaba definitivamente a primera línea por mucho que Rajoy tratara después de darle la espalda.

... MARIANO RAJOY DESPUÉS. 31 de enero de 2014. Rajoy intenta un año después despertar de la pesadilla de Bárcenas aferrado al sueño de la recuperación económica. Desde que estalló el caso, apenas ha nombrado a "esa persona". Las explicaciones han sido escasas- queda para la posteridad aquella primera aparición en un plasma tras saltar el escándalo de los sobresueldos- y su partido ha rechazado una y otra vez las peticiones de comparecencia en el Congreso.

En su última entrevista a A3 el pasado 20 de enero, Rajoy aseguró que ya no se intercambia mensajes con el extesorero del PP, como estuvo haciendo después de la publicación de los papeles ("Luis, sé fuerte"), y respondía con un rotundo 'sí' a la pregunta de si había "roto" con él. ¿Pero ha roto Bárcenas con Rajoy?

-----------

COSPEDAL ANTES... Cospedal es la voz del PP. Mientras que Rajoy se esconde y Santamaría se desmarca de los temas de partido, la secretaria general comparece lunes tras lunes para defender las decisiones de los 'populares'. Sus declaraciones ante los medios se centraban durante el primer año en el poder del PP en la economía, en la defensa de las medidas de austeridad y en lanzar críticas a los socialistas, a los que culpaba de la situación económica.

Nada le hacía presagiar que un viejo enemigo se iba a convertir en el protagonista de sus discursos. Cospedal había intentado eliminar cualquier vínculo del PP con Bárcenas cuando llegó a Génova, presionando a Rajoy para que cortase con él. Esas rencillas le volverían como un boomerang en forma de contabilidad B y de "indemnización en diferido".

... COSPEDAL DESPUÉS. Ser la cara de la respuesta al escándalo ha tenido una cruz para Cospedal. En su negación hasta la saciedad de la existencia de una contabilidad B, le han llovido las críticas por sus continúas contradicciones sobre la salida del extesorero del PP y la ya célebre "indemnización en diferido" con la que se refirió a su finiquito.

Quién le iba a decir a Cospedal que acabaría declarando en la Audiencia como testigo. Allí no tuvo el menor reparo en señalar al mismo Rajoy como responsable del polémico finiquito de Bárcenas. Acusada por su 'némesis' de cobrar sobresueldos y comisiones, fue la única de los 'populares' que le demandó en los tribunales. La penúltima batalla entre Cospedal y Bárcenas se libró en los juzgados; y la perdió. El juzgado de Toledo concluyó que no existían suficientes pruebas para condenar al demandado por difamación.

-----------

EL JUEZ RUZ ANTES... El 6 de febrero de 2009 el juez Baltasar Garzón coordinaba una operación contra una trama de corrupción ligada a cargos del PP. Comenzaba así el periplo judicial del conocido como 'caso Gürtel' que tenía al entonces tesorero del PP Luis Bárcenas entre los imputados. La fiscalía hizo que Garzón se inhibiese en el caso y lo pasó a los tribunales autonómicos.... pero terminó de nuevo en la Audiencia Nacional.

El discreto juez Pablo Ruz llegaba al juzgado número 5 de la Audiencia en comisión de servicios en 2010 para sustituir al inhabilitado Garzón. Su mandato tenía que terminar el 24 de septiembre de 2013. Pero por el camino redactó un auto en el que desvelaba que Bárcenas acumuló en Suiza 22 millones, estalló el escándalo de los papeles con la contabilidad B y comenzó entonces una batalla por el control de la instrucción con el juez Javier Gómez Bermúdez.

... EL JUEZ RUZ DESPUÉS. La sala Tercera de la Audiencia Nacional resolvió en marzo de 2013 en favor de Ruz en el conflicto de competencias con el juez Bermúdez. Ruz se quedaba el caso de los 'papeles de Bárcenas' y centralizaba en una pieza separada del caso Gürtel, todo lo referente a la presunta contabilidad ilegal en el PP. La Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional ha propuesto al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que prorrogue seis meses la permanencia del juez Pablo Ruz al frente del Juzgado Central de Instrucción número 5 por su "labor positiva" y para dar continuidad a la tarea iniciada con los papeles de Bárcenas.

Por el momento, ha encarcelado a Bárcenas y le ha negado en varias ocasiones la condicional. Ha ordenado el embargo de sus bienes. Ha llamado a declarar a Javier Arenas, Francisco Álvarez-Cascos y Maria dolores de Cospedal en calidad de testigos y ordenó el registro de la sede del PP en la Calle Génova en busca de pruebas.

Un año después, sigue destapando indicios de irregularidades en el PP, las últimas el pasado 24 de enero, cuando detectó sospechas de un pago en negro para la sede 'popular' en La Rioja y citaba a declarar en calidad de testigo al presidente de Mercadona por un supuesto pago de 150.000 euros que figura en los papeles de Bárcenas.

-----------

EL PP ANTES... El PP ganó las elecciones generales de 2011 con una distancia de 16 puntos sobre el PSOE. En enero de 2013, antes de que estallara el caso Bárcenas, la distancia se había recortado hasta los 4,8 puntos. Los 'populares' perdían apoyos por el ahondamiento en la crisis económica y los sucesivos recortes con los que incumplió su programa electoral. El PP apoyaba los recortes económicos y el partido, unido en torno a Rajoy, defendía que ese era el único camino.

Las máximas preocupaciones de los españoles eran en aquellos momentos el paro y los problemas de índole económica, mientras la desafección por los partidos políticos seguía creciendo favoreciendo a IU y UPYD.

...EL PP DESPUÉS. Tras un año de los papeles de Bárcenas el PP continúa con su desgaste electoral cuesta abajo y sin frenos. Según la última encuesta de intención de voto de cara a unas elecciones generales realizada por Metroscopia para El País a principios de enero, el PSOE sería el partido más votado con una ventaja de 1,5 puntos.

Después de ver cómo la sede del PP era objeto de registro para buscar pruebas relacionadas con el caso Bárcenas -tras la destrucción en Génova de discos duros y ordenadores-, la corrupción ha ganado puntos, según el CIS, como una de las grandes preocupaciones de los españoles.

En las filas del PP cada vez hay más fisuras: barones que desafían a Rajoy por cuestiones económicas, fugas en el flanco derecho del partido, diferencias en torno a la polémica reforma de la ley del aborto... Con todos estos ingredientes el PP encara las elecciones europeas sin perder de vista a Bárcenas, no vaya a ser que mientras tapan esos otros agujeros el extesorero suelte alguna desde su celda que dinamite del todo el barco.

TE PUEDE INTERESAR....