INTERNACIONAL
11/02/2014 09:30 CET | Actualizado 11/02/2014 11:03 CET

China considera "errónea" la orden sobre Zemin y pide a España actuar "apropiadamente"

REUTERS

Pekín rompe su silencio. El Gobierno chino ha calificado de "decisión errónea" la orden internacional de busca y captura que ha emitido el juez de la Audiencia Nacional española Ismael Moreno contra cinco ex líderes chinos, entre ellos el expresidente Jiang Zemin, por delitos como el genocidio en Tíbet.

En rueda de prensa, la portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, ha deseado que España maneje "apropiadamente" el asunto para mantener el progreso de las "buenas" relaciones entre ambos países.

Moreno ordenó este lunes la busca y captura para su detención e ingreso y prisión incondicional de cinco exlíderes comunistas chinos por delitos de genocidio, torturas y lesa humanidad en Tíbet.

"Espero que todas las partes, incluido nuestros amigos de la prensa, puedan distinguir lo bueno de lo malo y ver claramente el daño que hace la decisión errónea de las instancias españolas", ha indicado Hua ante periodistas extranjeros.

CONFÍA EN LA "SABIDURÍA" DEL GOBIERNO ESPAÑOL

A pesar de mostrar su "molestia" por la decisión tomada por el juez español, la portavoz china ha confiado en la "sabiduría y la habilidad" del Gobierno español para tratar y evitar asuntos como éste y afirmó que, "como es habitual", Pekín y Madrid mantienen un estrecho contacto.

"Ambos hemos dejado claro nuestro punto de vista", ha seañado Hua en la reacción oficial del Gobierno chino a la decisión judicial española, en unas declaraciones que se producen en el mismo día en que el Congreso español debate la reforma del principio de justicia universal.

Una proposición de ley del Partido Popular restringe las condiciones en que un juez español puede investigar delitos cometidos fuera del territorio nacional, como la supuesta represión en Tíbet.

De ser aprobada, el caso contra los exdirigentes chinos podría verse paralizado.

"China respeta un principio: no intervenir en asuntos internos de otro país, así que, respecto a la actuación que se realice en España, no tenemos nada que comentar", ha zanjado la portavoz.

Además de la detención de Jiang, el juez Moreno ordenó, vía Interpol, la detención de Li Peng, primer ministro chino a finales de los años 80 y principios de los 90; Qiao Shi, exjefe de la seguridad china y responsable de la policía; Chen Kuiyuan, secretario del Partido Comunista de China en Tíbet entre 1992 y 2001, y Peng Peiyun, ministra de Planificación Familiar en la década de los años 80 del siglo XX.

Los cinco se encuentran en paradero desconocido, indica el juez en los respectivos autos en los que decreta su busca y captura y su orden internacional de detención.