POLÍTICA
12/02/2014 12:51 CET | Actualizado 12/02/2014 12:52 CET

El FROB pide entre 6 y 10 años de prisión para dos exdirectivos de la CAM

EFE

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha pedido seis años de prisión para el ex director general de la CAM Roberto López Abad y diez para el expresidente de la comisión de control Juan Ramón Avilés por apropiación indebida, administración desleal y supuestas irregularidades en el cobro de dietas y en la concesión de créditos.

Fuentes jurídicas han informado de que en su escrito de acusación, remitido al juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez, el FROB acusa a Avilés de apropiación indebida y administración desleal, mientras que a López Abad solo le acusa de administración desleal. Las mismas fuentes han precisado que, previsiblemente, la Fiscalía Anticorrupción presentará este miércoles su escrito de acusación.

El pasado 9 de enero, el magistrado dio el primer paso para sentarles en el banquillo tras transformar las diligencias en procedimiento abreviado en un auto en el que apreciaba "indicios de criminalidad" en la conducta de los dos exdirectivos.

CRÉDITOS PARA SUS PROPIAS EMPRESAS

La investigación, que se ha desarrollado como una pieza separada de la causa principal de la CAM, se ha centrado en averiguar las condiciones en las que la entidad concedió créditos a Avilés, para lo que el magistrado ha tomado declaración a exdirectivos y exconsejeros de la entidad, incluido el vicepresidente del Gobierno de Murcia y consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal Roldán.

El exdirectivo está imputado por la concesión de créditos por valor de 16,6 millones en condiciones ventajosas a empresas vinculadas a él mismo, entre las que destaca la venta de acciones de La Vereda de Sucina, una sociedad acreditada de la CAM con un riesgo de 14 millones.

La mujer de Avilés vendió el total de las participaciones de La Vereda de Sucina a la hermana del mismo por 90.000 euros, una operación que, tal y como explicaba Gómez Bermúdez, fue "puramente formal", ya que tanto antes como después de la misma Avilés "siguió tomando las decisiones de la sociedad".

Esta venta propició que se refinanciaran los préstamos que la sociedad mantenía con la CAM, créditos que supusieron una pérdida de 4,92 millones de euros para la caja de ahorros, y actualmente se encuentran impagados, según informó el Banco Sabadell el 27 de noviembre de 2013.

LÓPEZ ABAD, IDEÓLOGO DEL SISTEMA DE COBRO

Según un informe del Banco de España, la CAM fue "financiador exclusivo" del grupo de sociedades de Avilés a quien, a fecha de 30 de septiembre de 2011, había concedido préstamos por valor de 16,6 millones de euros.

Avilés, según el supervisor, realizó operaciones de "ocultación de propiedad", utilizando para ello a su hermana como testaferro "de una sociedad en dificultades acreditada en la caja".

Basándose en el informe del Banco de España, el juez asegura que López Abad sería el ideólogo del sistema de cobro de dietas irregulares instaurado entre los miembros de la Comisión de Seguimiento y Control de Tenedora de Inversiones y Participaciones, el holding inmobiliario de la CAM.

"Independientemente de las personas que formalmente adoptaran las decisiones (...) la idea de acudir a esta estratagema para retribuir a los miembros de la comisión con unos emolumentos superiores a aquellos a los que tenían derecho partió del director general, Roberto López Abad", según el juez.

ADEMÁS...

NUEVOS TIEMPOS