INTERNACIONAL
13/02/2014 18:21 CET | Actualizado 13/02/2014 20:00 CET

Dimite Enrico Letta tras menos de diez meses de gobierno en Italia

El primer ministro italiano, Enrico Letta, ha anunciado que presentará este viernes su dimisión forzado por su propio partido, el Partido Democrático italiano, que le ha retirado su confianza.

"He informado al presidente de la República, Giorgio Napolitano de mi intención de ir mañana al Quirinale (palacio presidencial) para entregarle mi dimisión como primer ministro", ha dicho Letta en un comunicado.

La decisión del 'premier' se ha conocido inmediatamente después de que la dirección del PD se haya posicionado junto a su secretario general, Matteo Renzi, y haya respaldado la propuesta de éste de formar un nuevo gobierno en Italia con el fin de acabar con la inestabilidad en el país. La declaración ha recibido 136 votos a favor, mientras que 16 de los presentes han votado en contra y dos se han abstenido.

Según Renzi, la formación de un nuevo Ejecutivo es "necesaria" y "urgente" para poder realizar reformas concretas en el país antes de 2018.

Ni diez meses ha durado su gobierno de coalición y ante lo que se pudiera pensar, el culpable no ha sido el centroderecha sino que el Ejecutivo de Letta ha sido dinamitado por el propio PD.

El político pisano no ha podido contra el que se ha convertido en su contrincante más peligroso, e instalado en su propia casa, el secretario general del PD y alcalde de Florencia, Matteo Renzi, que se perfila como posible cabeza visible de un futuro gobierno.

El nuevo Ejecutivo que salga tras esta crisis será el tercero en dos años que gobierna sin pasar por las urnas, después del que encabezó el tecnócrata Mario Monti y el del propio Enrico Letta, a quienes Napolitano encargó la formación del Gobierno.