INTERNACIONAL
20/02/2014 08:47 CET | Actualizado 20/02/2014 08:50 CET

Noche de relativa calma en Kiev tras dos días de disturbios con 28 muertos

GETTY

La capital de Ucrania ha pasado una noche de relativa calma tras la tregua acordada por el presidente del país, Víktor Yanukóvich, y la oposición para estabilizar la situación tras los violentos disturbios que estallaron este martes en Kiev en los que han muerto 28 personas y centenares resultaron heridas.

Según las estadísticas oficiales, desde este martes hasta la mañana de este jueves, han recibido atención médica de urgencia 445 personas, de la cuales 287 tuvieron que ser hospitalizadas.

Entre los heridos hospitalizados hay 88 efectivos de la policía, seis periodistas, un diputado, el opositor Vasili Pazeniak, cuatro menores de edad y dos extranjeros.

Pero la noche pasada fue tranquila tras el anuncio de la tregua entre Gobierno y oposición. Ni la policía antidisturbios, que mantiene acordonada la plaza de la Independencia, ni los manifestantes opositores que la defienden, emprendieron acciones durante la noche.

Los opositores alimentan las barreras de fuego que han levantado junto a las barricadas que protegen los accesos a la plaza, animados por las consignas y la música que se emiten por los altavoces del gran escenario que instalaron hace ya tres meses.

FUERTES PRESIONES DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

La tregua fue anunciada a última hora del miércoles después de una reunión entre Yanukóvich y los líderes de los tres partidos opositores con representación parlamentaria, celebrada en medio de fuertes presiones de la comunidad internacional para poner fin a la violencia en esta antigua república soviética.

"Ahora se ha declarado una tregua y ha comenzado un proceso negociador para estabilizar la situación", afirmó Arseni Yatseniuk, líder del principal partido opositor, Batkivschina (Patria), al término de la reunión con Yanukóvich.

Las autoridades se han comprometido a no dispersar por la fuerza la concentración opositora, aunque según Yatseniuk, las fuerzas de seguridad tenían previsto declarar el estado de excepción y desalojar la plaza.

Horas antes de la reunión de Yanukóvich y los líderes opositores, el Servicio de Seguridad de Ucrania había anunciado planes de lanzar una operación antiterrorista en todo el territorio nacional ante la escalada del enfrentamiento.

SOMOS LO QUE HACEMOS