NOTICIAS
21/02/2014 18:31 CET | Actualizado 21/02/2014 18:31 CET

Apelación quita a Jona la sanción por mostrar un mensaje contra el cáncer infantil

MARCA

El Comité de Apelación de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha estimado el recurso del Real Jaén y ha revocado la sanción impuesta a Jonathan Mejía, 'Jona', que había sido condenado a pagar 2.000 euros por enseñar una camiseta de apoyo a los niños con cáncer después de marcar un gol.

La multa impuesta por el Comité de Competición había desatado las críticas de todo el fútbol español y Apelación no ha sido ajeno a la presión popular. La resolución deja claro que Jona infringió el artículo 91 del Código Disciplinario de la RFEF referido a las celebraciones, pero se muestra flexible en su interpretación.

"Sin que haya que descalificar la norma citada, este Comité, repetidamente (caso Jarque, caso Mineros de Chile y otros), ha templado el rigor del precepto, declarándolo inaplicable teniendo como base situaciones de excepcionalidad, que por determinadas circunstancias conmovieron al colectivo de la sociedad o de los propios deportistas (...) Este supuesto es ahora aplicable al factor niños/as enfermos/as de cáncer", expone.

El organismo explica un segundo argumento para quitarle la sanción al futbolista del Jaén. "La leyenda estampada en la camiseta exhibida lo fue con trazos de bolígrafo o rotulador fino, imposible de leer a distancia. La publicidad, en consecuencia, no existió entonces, sino que la ha recibido después de la sanción", detalla el documento.

Jona, que se levantó la camiseta durante el último partido de Liga, tras lograr un tanto ante Las Palmas, llevaba otra interior en la que se podía leer: "Ánimo pequeñiñes" y el hashtag de Twitter del Día Mundial contra el cáncer infantil. "Al principio no me lo creía, creía que estaban gastándome una broma", afirmó Jona sobre la sanción a la Cadena Ser. Y añadió que su gesto se debió a que "era el Día Mundial contra el cáncer" y que en el palco había una niña que "padecía" la enfermedad, por lo que quiso "tener un pequeño detalle por si marcaba". La semana pasada, el mecherazo a Cristiano Ronaldo en el Vicente Calderón fue castigado con 600 euros.