ECONOMÍA
22/02/2014 10:13 CET | Actualizado 22/02/2014 10:13 CET

Moody's sube la nota de la deuda española y la aleja del bono basura

EFE

La agencia de calificación Moody's ha decidido subir la nota de la deuda española de Baa3 a Baa2, dos escalones por encima del bono basura, porque prevé que la mejora de la economía y la reducción del déficit público se mantengan en el medio plazo.

Además de elevar la nota, la agencia mantiene una perspectiva positiva para España, lo que deja la puerta abierta a nuevas mejoras de la calificación en futuras revisiones.

Moody's justifica la subida en el reequilibrio de la economía hacia un modelo de crecimiento más sostenible, en los progresos realizados en la aplicación de reformas estructurales y en la mejora de las condiciones de financiación del Estado.

SOLVENCIA LIMITADA

No obstante, señala que la solvencia de España sigue estando limitada por el "todavía significativo" nivel de déficit público y la elevada tasa de deuda de las administraciones, que ha cerrado el año en el entorno del 94 % del PIB y que Moody's espera que toque techo en 2016 por encima del 102 % del PIB.

Además, alerta de que la economía española se enfrenta todavía a un sistema bancario "relativamente débil" -que aún cuenta con "activos deteriorados"-, a un alto endeudamiento del sector privado y a una elevada tasa de desempleo que disminuirá lentamente.

Junto con la mejora de la nota de España, Moody's ha subido también un escalón la calificación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que pasa a Baa2 con perspectiva positiva, lo que justifica en que las emisiones de bonos de fondo se benefician de "una garantía irrevocable e incondicional del Gobierno de España.

La razón principal que da la agencia para la subida de la calificación de España es la mejora de las perspectivas económicas del país a medio plazo, respaldadas por un cambio en el patrón de crecimiento que ha pasado de apoyarse en la inversión inmobiliaria a sustentarse en las exportaciones.

En su informe señala que ha mejorado la inversión empresarial y la confianza del consumidor, que el mercado laboral se ha estabilizado antes de lo previsto, que la deuda de familias y empresas se está reduciendo y que se ha ganado competitividad frente al exterior gracias a la moderación salarial y a unas exportaciones más diversificadas.