POLÍTICA
24/02/2014 14:57 CET | Actualizado 24/02/2014 15:02 CET

La Guardia Civil lanzó piedras a los inmigrantes en Melilla (VÍDEO)

La Guardia Civil ha difundido tres vídeos para ilustrar el salto a la valla de Melilla que este lunes han protagonizado en torno a medio millar de migrantes, según fuentes oficiales, de los que un centenar han conseguido alcanzar suelo español. En las imágenes puede observarse cómo tanto los agentes españoles como los inmigrantes se lanzan objetos.

Las grabaciones, que juntas suman poco más de un minuto de duración, están tomadas desde una de las cámaras de seguridad situadas sobre la doble valla que marca la frontera entre Melilla y Marruecos donde se ha producido el salto y muestran tres momentos del suceso.

En el primero, enseña a una hilera de personas que avanzan junto a la valla hasta un punto concreto de la misma. El segundo, ofrece una visión de apenas unos segundos de un grupo de inmigrantes junto al vallado, mientras en el otro lado, comienzan a tomar posiciones varios vehículos de la Guardia Civil.

El tercero de los vídeos, que tiene una mayor duración, ofrece la visión de cómo lograron su objetivo quienes consiguieron alcanzar suelo español: trepan la valla, doblan su parte superior y se deslizan sobre ella hasta alcanzar el segundo tramo. La grabación termina antes de que se vea cómo alguno toca suelo español.

Es en esta grabación donde se aprecia que hubo intercambio de objetos, probablemente piedras, en el intento de salto. Se puede ver cómo sobre los inmigrantes encaramados a la valla pasan varios volando en dirección a los agentes españoles, un total de tres guardias civiles al inicio de la grabación a los que se suman dos más. Se encuentran expuestos en el lado español.

Dos de estos agentes que aparecen en el vídeo, se agachan, recogen algo del suelo y se lo tiran a los inmigrantes que están trepando la valla en ese momento. En total, unas treinta personas consiguen superar la primera valla en los treinta segundos que dura esta grabación. No se muestra que ninguno alcanzase suelo español ni el momento de su detención.

NUEVOS TIEMPOS