POLÍTICA
02/04/2014 09:30 CEST | Actualizado 02/04/2014 09:30 CEST

El exconsejero de Madrid López Viejo cobró de Gürtel 488.000 euros en comisiones, según Hacienda

EFE

El exconsejero madrileño Alberto López Viejo recibió de la trama Gürtel 488.054 euros en 2004, 2005, 2006 y 2007 por "su mediación para la obtención de contratos" y defraudó a Hacienda 1.925.716 euros en 2002, 2003, 2006 y 2008, según el último informe de la Agencia Tributaria remitido al juez Pablo Ruz.

El informe, al que ha tenido acceso Efe y por el que Ruz le ha citado el 8 de abril, también destaca que se ha "comprobado" que en 2002, 2003 y 2008 el patrimonio del exconsejero sufrió "importantes acrecentamientos que no se corresponden con las rentas conocidas, es decir, con las rentas procedentes de la Comunidad de Madrid por su condición de empleado público y de la Asamblea de Madrid por ser diputado regional".

El informe especifica que el exconsejero obtuvo del Grupo FCS (siglas que corresponden al presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa Sánchez) "al menos" 106.000 euros en 2004, 115.000 euros en 2005, 196.866 euros en 2006 y 70.188 en 2007 por conseguir para la trama "contratos y u otras resoluciones administrativas favorables a sus intereses".

Indica a su vez que defraudó en su declaración del IRPF cuotas superiores a 120.000 euros (el mínimo para que se considere delito fiscal), en concreto 1.108.838 euros en 2002, 181.693 en 2003, 129.758 en 2006 y 505.427 en 2008.

El documento, de 149 páginas, analiza las comisiones que recibió supuestamente en especie y en efectivo, el acrecentamiento patrimonial que se ha detectado en operaciones de naturaleza financiera o inmobiliaria (mediante el análisis de la documentación aportada por bancos españoles y suizos), así como otras contingencias fiscales con posible trascendencia penal.

En cuanto al aumento patrimonial detectado por Hacienda, indica que podrían provenir, en todo o en parte, de "las comisiones con que el Grupo FCS gratificaba la adjudicación de concursos de la Comunidad de Madrid".

La Agencia Tributaria cuantifica este acrecentamiento patrimonial en 2.309.179 euros en 2002, 399.638 en 2003 y 1.169.492 euros en 2008, cantidades, insiste, que "no se han podido generar mediante el ahorro de su renta declarada".