INTERNACIONAL
06/04/2014 14:00 CEST | Actualizado 06/04/2014 15:45 CEST

Cientos de personas recuerdan a Couso frente a la embajada de EEUU

EFE

Cientos de personas se han concentrado este domingo frente a la embajada de EEUU para "pedir justicia" por la muerte del cámara de Telecinco José Couso, asesinado durante la guerra de Irak bajo fuego de un tanque de EEUU.

En el acto, además de las actuaciones de Amaral y Vetusta Morla, también ha intervenido David Couso, Maribel Permuy y Rafael Permuy, hermano, madre y tío del periodista, además del abogado del caso, Enrique Santigo.

El caso sigue abierto once años después, tras el reciente auto del juez Santiago Pedraz en el que muestra su firme disposición a continuar con la investigación.

El magistrado se ha negado a archivar la causa en la que se investiga la muerte del cámara, asegurando que la reforma que limita la jurisdicción universal tiene "evidentes lagunas" que hacen imposible su aplicación a este caso.

"Es fundamental reparar el dolor de una familia que pide justicia, pero aún más importante es defender la libertad de información y de prensa. Con esta nueva reforma, el Gobierno, obedeciendo a los dictados de las grandes potencias, deja sin tutela judicial a los ciudadanos españoles que viajen al extranjero y sean víctimas de crímenes de lesa humanidad", ha explicado la familia en un comunicado.

"EL GOBIERNO PRETENDE DAR CARPETAZO"

"El juez Pedraz marca la independencia de la Justicia, le pese a quien le pese", ha expresado el hermano de José Coudo, quien también ha criticado al Gobierno. "Este Ejecutivo pretende dar carpetazo a la causa de José y a otras once causas de justicia universal", ha lamentado.

Continuando por la senda legal, el abogado de la acusación que encabeza la familia Couso, Enrique Santiago, también ha ensalzado la labor del juez Pedraz, a quien ha etiquetado como una figura que demuestra "que se puede hacer justicia".

De igual modo, el jurista ha cargado contra la reciente reforma de la ley orgánica del poder judicial, algo que para él responde a una "clarísima voluntad de acabar con la jurisdicción internacional en España".

La madre de José Couso, Maribel Permuy, ha sido tajante a la hora de valorar la labor del Ejecutivo en lo referente a la causa. "El Gobierno ha intentado decir del juez Pedraz que es un juez estrella, pero no, de estrella nada, es un juez que cumple con su misión de impartir Justicia", ha subrayado Permuy, quien también ha confesado a Efe su deseo como madre.

Y esa ilusión bien podría hacerse extensible a todos los que allí se han dado cita: "Ojalá no me muera sin ver sentados (en un tribunal) a los tres asesinos de mi hijo".

Photo gallery Fin de la justicia universal See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD