NOTICIAS
07/04/2014 08:21 CEST | Actualizado 07/04/2014 14:42 CEST

Detectan dos señales "prometedoras" en la zona de búsqueda del avión malasio

Parece que la localización está más cerca. El barco australiano Ocean Shield ha detectado dos señales "prometedoras" en la zona del Océano Índico donde se centra la búsqueda del avión de Malaysia Airlines desaparecido hace un mes con 239 personas a bordo, han informado fuentes oficiales.

El jefe del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, Angus Houston, ha dicho que las dos señales son "consistentes" con las que emiten los dispositivos de registro de vuelo y de las conversaciones de la cabina de las cajas negras.

"Esta es la pista más prometedora en esta búsqueda y hasta el momento la mejor información de la que disponemos", ha dicho Houston que insistió en que estas pistas aún no son concluyentes.

"Todavía no hemos encontrado el avión, necesitamos confirmar esta información", ha aclarado en una rueda de prensa desde Perth el jefe del operativo coordinado por Australia.

LAS SEÑALES

El Ocean Shield, que transporta un sofisticado localizador de cajas negras prestado por Estados Unidos y una pequeña nave submarina autónoma, ha detectado estas señales en dos eventos separados en el sector norte de la zona de búsqueda.

La primera señal captada duró dos horas y veinte minutos hasta que se perdió el contacto.

Horas más tarde, después de que el barco girara para recuperar esa señal, se registró una segunda emisión de unos 13 minutos en la que se obtuvo "un retorno" del pulso.

Houston ha dicho que el Ocean Shield intenta captar nuevas señales para "fijar la localización" antes de activar un vehículo submarino autónomo para que confirme la presencia del avión en esta zona de unos 4.500 metros de profundidad.

"Esta profundidad coincide con el límite (de actuación) del vehículo submarino. Debo advertir que podría llevarnos algunos días determinar si hay alguna relación con el MH370", ha dicho el militar retirado australiano.

El avión del vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después de despegar, y desde entonces no se ha encontrado resto alguno.

Iban a bordo 153 chinos, 50 malasios (12 formaban la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que utilizaron los pasaportes robados a un italiano y un austríaco.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ESPACIO ECO