NOTICIAS
07/04/2014 17:33 CEST | Actualizado 07/04/2014 17:33 CEST

Intentan pasar en Melilla a un niño sirio en el doble fondo de un coche

GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha detenido a un individuo por intentar pasar a Melilla a dos niños pequeños, uno de ellos de nacionalidad siria que estaba escondido en un doble fondo bajo el asiento del vehículo en el que pretendía entrar a la ciudad autónoma desde Marruecos.

Según han informado fuentes policiales, los hechos ocurrieron en el paso fronterizo de Beni-Enzar, y el vehículo iba ocupado a simple vista por su conductor, un hombre de unos 40 años, y un bebé que dormía en una sillita.

Los agentes sospecharon que el coche podía llevar inmigrantes ocultos en su interior por lo que registró el vehículo y al meter la mano por un hueco en el maletero, uno de ellos intuyó palpar lo que parecía la pierna de una persona.

Al abatir uno de los módulos se llegó hasta el doble fondo construido por las mafias, para lo que habían modificado el depósito de combustible, que había sido cortado y soldado con chapa por su parte central.

En su interior estaba el niño de 11 años, de origen sirio, que fue ayudado a salir "de tan infrahumano habitáculo".

La Guardia Civil le prestó primeros auxilios, ya que presentaba un gran estado de sudoración y síntomas de asfixia, fruto del reducido habitáculo en el que iba oculto, sin ventilación, y presumiblemente también por el tiempo que llevaba allí introducido. Su estado de salud es bueno en estos momentos.

Se trata del primer caso de un menor de procedencia no subsahariana que la Guardia Civil de Melilla localiza en un doble fondo.

EL BEBÉ, USADO COMO TAPADERA

El conductor detenido es un marroquí de 39 años, con iniciales M.A.B., que tiene tarjeta de residencia comunitaria y residencia legal en Melilla, el cual pasará a disposición judicial como presunto autor de un delito contra los ciudadanos extranjeros.

Respecto del otro menor, de tres años, es hijo del detenido y de nacionalidad marroquí, y según la Guardia Civil pudo ser utilizado "para dar apariencia de normalidad" a la situación, que se produjo además justo cuando había una gran afluencia de vehículos que retornaban a Melilla tras pasar el domingo en Marruecos.

Ambos menores han sido puestos a disposición de los servicios sociales de la ciudad autónoma.

HASTA 6.000 EUROS POR PASAR ESCONDIDO EN UN DOBLE FONDO

Las mafias que trafican con la vida de los inmigrantes subsaharianos que cruzan la frontera establecen diferentes precios para sus servicios.

Viajar en una embarcación a motor son 1.500 euros y ocultarse en el doble fondo de un vehículo hasta 6.000.

#CuandoElDescansoEsUnSueño