POLÍTICA
10/04/2014 20:50 CEST | Actualizado 10/04/2014 20:50 CEST

Rajoy y Arenas prometieron a Bárcenas que "todo iba a seguir igual", según su esposa

GTRES

Mariano Rajoy y Javier Arenas dijeron a Luis Bárcenas que "todo iba a seguir igual" durante la reunión en la que pactaron su salida como tesorero del PP.

Eso es lo que ha declarado la esposa de Bárcenas, Rosalía Iglesias, ante el juez Pablo Ruz en la Audiencia Nacional.

Ante el magistrado, Iglesias ha descrito la reunión que mantuvieron ella y su marido en marzo de 2010 en el despacho del presidente del Gobierno en Génova donde trataron "las condiciones de salida" de Bárcenas. En esa reunión se pactó la "indemnización en diferido" que posteriormente trató de explicar la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

También se pactó mantenerle el coche oficial, una secretaria y una sala en la sede del PP en Madrid. Según Iglesias, todas estas condiciones se las prometieron porque Rajoy y Arenas tenían "afecto y cariño" a Bárcenas y creían que se lo merecía.

NO LLEGA A FIN DE MES

Durante su declaración, Iglesias también ha asegurado que no llega "a fin de mes" porque, debido al bloqueo de sus cuentas bancarias, se ve obligada a vivir con 300 euros mensuales. Por ello, dice, ha tenido que pedir ayuda a su madre y a su hermana.

Con esta cantidad, que la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal desbloqueó de sus cuentas el pasado 29 de enero, ha explicado que debe afrontar los gastos de su hogar, los de su hijo Guillermo y los generados por la estancia de su marido en la prisión de Soto del Real (Madrid), incluyendo desplazamientos y gasolina.